Como un “error” tildaron diferentes dirigentes socialistas la decisión del expresidente del PS, Osvaldo Andrade, de incorporarse a la mesa técnica del gobierno sobre jornada laboral.

La instancia -que comenzó a funcionar esta mañana- fue vista desde la oposición como una “estrategia” para contrarrestar el apoyo ciudadano que ha recibido el proyecto de la diputada comunista, Camila Vallejo, que busca recudir la jornada laboral de 45 a 40 horas semanales.

Así, entre los diputados socialistas fue mal vista la decisión del exministro del Trabajo de incorporarse a dicha instancia, donde también se sumaron otros exsecretarios de Estado ligados al sector, como Rodrigo Valdés (PPD) y José de Gregorio.

“A mí no me parece hacerse parte de la estrategia del gobierno. Seamos francos, el gobierno respecto a la reducción de jornada mantiene una estrategia y un objetivo similar a los grupos empresariales y lo que está buscando es legitimar esa estrategia y postura”, señaló el jefe de la bancada de diputado, Manuel Monsalve, quien además afirmó que no estaba informado.

Y agregó: “Yo preferiría a los exministros trabajando con la oposición y no con el gobierno”.

En esa misma línea, el diputado Marcelo Díaz calificó la decisión como “desafortunada”. “La presencia de un exministro del Trabajo, de un exdiputado socialista, de un expresidente del Partido Socialista en esta mesa genera confusión”. Y, sobre si la presencia de Andrade podría ayudar a generar un “nexo” entre la oposición y el gobierno, aseguró que “no cambia un ápice la opinión que tenemos en favor de este proyecto de ley ni el trabajo de esta mesa va a significar tampoco una modificación aún con la presencia de Osvaldo Andrade”.

“Lamento que él (Andrade) haya aceptado ser parte de este juego del gobierno, que ha buscado ponerle trabas a este proyecto”, subrayó el diputado.

A su vez, el presidente de la colectividad Álvaro Elizalde aseguró que la decisión de Andrade no representa al partido. “Es una decisión personal para participar en una mesa técnica, no política. Por tanto lo hace a título personal y no en representación del PS. Cuando me comunicó su participación le advertí que los socialistas y los expertos del Instituto Igualdad apoyamos el proyecto por las 40 horas”, señaló.

No obstante, el senador José Miguel Insulza defendió la participación del extimonel socialista. “El exministro Andrade informó al senador Elizalde, al presidente del partido y a mí también de su participación en esa mesa y nos parece muy bien. No pusimos ningún obstáculo a eso”, señaló.

“Yo estoy hablando como vicepresidente del partido y el PS entiende perfecto y no tiene ningún problema con la participación del compañero Andrade en esto ni tampoco de la invitación de la senadora Allende a una comisión hídrica que se está formando”, añadió el legislador.

La defensa de Andrade

Osvaldo Andrade defendió su participación en la instancia y sostuvo respecto de los cuestionamientos de sus compañeros de partido que “si eso es objeto de críticas a mí no me la han hecho y yo me hago cargo de las críticas cuando me las hacen y no cuando me las mandan decir”.

El exministro del Trabajo aseguró que “lo que intento con mi participación en esta mesa, es algo muy simple, argumentar e intentar encontrar argumentos sólidos para mostrar que es posible reducir la jornada a 40 horas sin afectar empleos y sin afectar salarios”, sostuvo, asegurando que él respalda el proyecto de ley empujado desde el Parlamento y no así el del Ejecutivo.

“Cuando el Presidente habló de flexibilidad yo intervine y le señalé que para el mundo del trabajo el concepto flexibilidad era un concepto hostil y en consecuencia entendía que era mejor hablar de adaptabilidad y adaptabilidad pactada y el Presidente no hizo mayor cuestión de eso”, aseguró.

Consultado sobre si el gobierno podría utilizar su participación en esta mesa como una estrategia para debilitar el proyecto impulsado desde el Parlamento y que con su participación peca de ingenuidad política, Andrade señaló que “no veo esa ingenuidad, a estas alturas de mi vida después de haber sido presidente del PS, presidente de la Cámara, diputado, ministro de Estado, es un poco difícil argumentar desde la ingenuidad el solo insinuarlo me produce un poco de risa para ser franco”.

En tanto, el expresidente de la Cámara Baja ratificó que avisó a su partido sobre su participación en esta comisión. “Cuando fui objeto de esta invitación llamé por teléfono al presidente del partido, y le avisé, le conté y no es el único parlamentario socialista con el que he conversado”, puntualizó.

“Cuando se plantea este tema hay dos opciones: uno se sustrae y no se hace parte de una conversación que va a funcionar igual o intenta desde su experiencia aportar en eso”, sentenció el exdiputado.

Camila Vallejo critica mesa del gobierno

En tanto, la principal impulsora de la iniciativa legal sobre jornada laboral semanal de 40 hora, Camila Vallejo (PC), criticó la mesa que impulsa el Ejecutivo. “El gobierno sigue en el enredo, primero se opuso a la idea de reducir la jornada laboral, luego anunció una indicación para reducir la jornada a 41 horas promedio, luego anuncia que no va a presentar la indicación, y ahora forma una mesa para darse un nuevo plazo para ver qué hacer. El gobierno sigue improvisando”, señaló.

“Creo que es bueno reconocer y celebrar que el gobierno desiste de su propuesta de 41 horas promedio y, por cierto, esperamos del Presidente de la República que cuanto antes presente una agenda de propuestas que beneficien a las pymes”, añadió.

/psg