Es fácil enamorarse de Katey, una hermosa modelo nacida en Budapest, Hungría, el 17 de febrero de 1988. Katey es una mujer que ve la luz del sol en casi todo y no tiene miedo de dejar que eso afecte a quienes la rodean. Con una sonrisa de un millón de dólares, ojos marrones claros y una figura completamente natural que te cautivará, Katey es, con mucho, el paquete completo. La bella húngara se ha hecho un nombre en la industria del modelaje europeo y no se detendrá hasta que haya alcanzado todos sus objetivos. “Tengo varios años de experiencia”, nos dice. “He modelado en muchos países diferentes con fotógrafos profesionales. Modelar es mi trabajo de tiempo completo”, agrega con dulzura. Cuando no está frente a la cámaras, puedes encontrarla actuando, trotando o paseando con su perro.

/psg