El ministro de Relaciones Exteriores, Teodoro Ribera, se refirió a la complicada situación que vive actualmente Ecuador, debido a las protestas que han protagonizado distintas organizaciones en contra de las medidas económicas que el Presidente Lenín Moreno anunció para incrementar los ingresos del Estado.

Al respecto, el canciller estimó, en entrevista con Radio Infinita, que en el país sudamericano “hay un problema de gobernabilidad por levantamiento de algunas personas que ejerciendo su derecho fundamental, sin embargo, violentan la seguridad pública”.

“Se han tomado el Congreso Nacional, una violencia inusitada y creo que lo que tenemos que hacer todos los países es llamar al orden, a la calma y al respeto a lo institucional en Ecuador”, continuó.

En esa línea, el Ribera aseguró que “no es conveniente ni para Ecuador ni para el resto de los países latinoamericanos que estas excepciones compadezcan porque si no se genera e irradia una sensación de inestabilidad muy grande”.

Sobre la situación de algunas naciones de la región que están con problemas económicos, como Argentina y Venezuela, señaló que “se ha producido una expansión del gasto público sin tener garantizados sus ingresos para todo evento, lo que ha traído como consecuencia que los países han entrado en déficit económico por la caída de los valores de la exportación”.

“Los Estados se ven con la dificultad de mantener los beneficios económicos que han tendido a ofrecer. En el caso particular de Ecuador que se ve afectado los precios de los combustibles”, añadió.

Por lo tanto, explicó, “la enseñanza que tenemos que sacar es que los periodos de bonanza económica por incremento de los valores de los precios que vendemos no tienen que ir necesariamente a incrementar el consumo, sino también crear bases más sustentables de crecimiento a futuro, esa es la gran lección que tienen que sacar los países”.

/psg