El financiamiento del Hospital Digital enfrentó por Twitter el pasado 4 de octubre al actual ministro de Salud, Jaime Mañalich, con su antecesor, Emilio Santelices.

Este último le respondió al secretario de Estado, quien había compartido en sus redes sociales la noticia del presupuesto 2020 del Minsal, en el cual se mencionaba que tendría nfasis en el citado programa, que fue el proyecto estrella de la gestión de Santelices durante su periodo en la cartera.

“Es de esperar que sus dichos apunten efectivamente en recuperar #HospitalDigital que hasta ahora se ha dedicado a destruir. Especialmente considerando que los montos del presupuesto 2020 no bastan de ninguna forma para cumplir con lo comprometido. Con la fe pública no se juega!”, escribió el exministro en su cuenta de Twitter.

Este desencuentro entre los dos profesionales de la salud, eso sí, está lejos de ser el único. Desde el inicio del segundo gobierno del Presidente Sebastián Piñera que ambos han tenido desencuentros públicos sobre diversas materias, siendo Mañalich bastante crítico de los proyectos impulsados durante la gestión de Santelices.

Reforma a Isapres

A fines del año pasado, Mañalich aparecía de nuevo en los medios para dar su opinión sobre proyectos del gobierno. En dicha oportunidad entró al debate de la reforma a las Isapres, donde aseguró que “insistir en una tarifa variable en Isapres es tozudez y falta de tino político”. 

Mañalich nunca compartió el proyecto de su antecesor, pero sí reconocía la importancia de realizar modificaciones al sistema. Prueba de ello fue que en julio de este año acordó el retiro de la iniciativa de Santelices del Congreso presentando un nuevo proyecto, prácticamente idéntico al que él había impulsado en la primera administración de Piñera.

Fonasa Plus

En marzo de este año, Mañalich salió a criticar el proyecto de Fonasa Plus, iniciativa promovida por Santelices que pretendía modernizar el sistema de Fonasa. “Lo creo utópico como propuesta y distrae el foco”, declaró a La Tercera. 

A pesar de la defensa que la vocera de gobierno, Cecilia Pérez hizo de la iniciativa, las críticas de otros exministros y expertos terminaron por provocar que el gobierno decidiera dar pie atrás con la idea.

Las críticas tras el cambio de gabinete

“Salimos a la cancha en este segundo tiempo con un marcador en contra”. No había pasado un día de asumir el cargo y Jaime Mañalich expresaba así su opinión sobre el escenario que heredaba de Santelices en Salud, aunque luego trató de precisar que no se refería a la gestión de su antecesor, sino al panorama político.

Un par de días después, sin embargo, Santelices era directo en su reproche. “La lealtad define la calidad y la altura de las personas y, por consiguiente, como yo me rijo desde ese principio, no voy a emitir ninguna opinión en el mismo sentido de las críticas que me hizo el ministro Mañalich. Opiniones que yo pienso que hablan mal de quienes las emiten“, afirmó en una entrevista a La Tercera.

A la siguiente semana, Mañalich se explayó. “Fui crítico, critiqué algunas políticas específicas que se estaban llevando a cabo, no a la gestión de él, que creo que hizo un esfuerzo muy grande”, planteó en conversación con CNN Chile, agregando que a la fecha no había hablado ni se había reunido con su antecesor.

Las cifras del VIH

El 16 de julio pasado, Mañalich salió a refutar al exsecretario de Estado en el marco de la entrega de las cifras en el marco de la presentación del informe mundial de ONU Sida sobre la situación del VIH en el mundo.

En dicha oportunidad el actual ministro aseguró que “no tenemos ninguna evidencia aportada por ONU Sida o por nuestros propios datos, de que tengamos una mayor incidencia de VIH en la población migrante”.

Así respondía de forma directa a los dichos que tiempo atrás sostuvo Santelices cuando era ministro, en que aseguró que el aumento de la enfermedad en el país se debía a que “han venido extranjeros con VIH, y por ello se incrementó la cifra de pacientes”.

De hecho, en febrero de este año -cuando aún no asumía- Mañalich también había cuestionado esa afirmación. “No hay datos, al menos yo no los tengo, que sostengan la idea de que aquellos pacientes que son portadores de VIH y lo saben, migran expresamente a Chile para recibir tratamiento”, planteaba en entrevista con Pauta, agregando que “mi generación, que es la generación del doctor Santelices, tiene que entender que hoy es otro mundo, y que hay que contar con ese mundo no como un problema, sino como un valor e informar. Hay que hacer más test, entregar gratuitamente autotest, igual como la píldora. Nos cuesta entender que el mundo ha cambiado tan radicalmente que las formas de comunicación son distintas”.