Luego que se despachó la reforma de pensiones desde la Comisión de Hacienda de la Cámara de Diputados a la sala de la cámara baja, el ministro de Hacienda, Felipe Larraín valoró que la iniciativa haya quedado a un paso de terminar su primera trámite y reiteró que espera que la iniciativa logre ser aprobada este año.

“Vamos a hacer todos los esfuerzos para que esto salga antes de fin de año y esperamos tener la cooperación de los parlamentarios y en particular de lo que queda de trámite en la cámara y luego en el Senado”, dijo el ministro desde el Congreso.

Además dijo que “la evaluación que tenemos es una evaluación muy positiva, porque tenemos aprobado la contribución del 4%, la contribución para el seguro solidario de 0,2%, tenemos aprobados los incrementos para el pilar solidario, tanto en pensión básica solidario como aporte previsional solidario, de tal manera que está aprobado también el consejo administrador de seguridad social, y está aprobado el financiamiento del proyecto”.

El secretario de Estado, eso si, no precisó que indicaciones repondrá el Ejecutivo una vez que el proyecto sea analizado en la sala de la cámara baja.

“Gran parte de este proyecto va a llegar aprobado a la la sala y nosotros veremos que indicaciones corresponde que repongamos en la sala, de esas pocas cosas que han quedado rechazadas”, indicó.

Asimismo puntualizó que se respetarán los acuerdos que se han logrado con algunos sectores políticos.

“Continuamos las conversaciones, hemos dejado claro que vamos a cumplir lo planteado, el compromiso que tomamos públicamente, de tal manera que habrá indicaciones para la sala y esperamos que eso expedite el camino para poder aprobar el proyecto de pensiones lo antes posible”, dijo.

El titular de las finanzas públicas comentó además el rechazo a la indicación presentada por la DC, que buscaba que las personas pudieran retirar fondos previsionales, para pagar créditos hipotecarios.

“Esa indicación fue ingresada y rechazada. Hemos planteado un mecanismo que permite el retiro de fondos en el caso de una persona que llega a su edad de jubilación, y decide seguir trabajando, cotizando el estado le pone un premio y le permite retirar el 50% del mayor valor de sus ahorros previsionales de forma completamente voluntaria y libre”, sostuvo.

/psg