El Presidente de EE.UU., Donald Trump, quien ordenó la salida de las tropas estadounidenses de Siria, afirmó este miércoles que su país “jamás debería haberse involucrado en Medio Oriente”.

Casi al tiempo que el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, anunciaba el inicio de la ofensiva militar en el noreste de Siria contra las milicias kurdosiras, Trump indicó en su cuenta de Twitter que las de Medio Oriente “son guerras entre varios grupos que han continuado por cientos de años”.

“EE.UU. ha gastado ocho billones de dólares combatiendo y actuando como policía en Medio Oriente”, escribió el gobernante, que agregó que miles de soldados estadounidenses “han muerto o resultado gravemente heridos” en esas guerras.

Trump aseguró que también “millones de personas han muerto en el otro bando”, y que acudir a la zona “ha sido la peor decisión jamás tomada en la historia” del país.

“Fuimos a la guerra bajo premisas falsas y ahora desmentidas: las armas de destrucción masivas”, añadió el gobernante, aludiendo así a la razón dada por uno de sus predecesores, el presidente George W. Bush (2001-2009), para invadir Irak en 2003, sin que luego se hallasen las armas de destrucción masiva que decía estaban en manos del entonces Presidente iraquí, Sadam Hussein. “EE.UU. jamás debería haberse involucrado en Medio Oriente”, sentenció.

“Estamos trayendo de forma lenta y cuidadosamente a nuestros grandes soldados y militares a casa”, agregó sobre la retirada de las tropas norteamericanas de Siria, poco antes de la ofensiva militar turca contra un grupo que en los últimos años ha sido un estrecho aliado de EE.UU en su lucha contra los yihadistas del Estado Islámico (EI) en esa región.

“¡Las interminables guerras estúpidas se están terminando para nosotros!”, concluyó el presidente, que el pasado domingo, tras mantener una conversación telefónica con su homólogo turco, anunció por sorpresa la retirada, que despejaba el camino a la ofensiva de Turquía.

Trump recibirá en la Casa Blanca a Erdogan el próximo 13 de noviembre y, al anunciar la visita, consideró que la relación con Turquía, miembro de la OTAN y socio comercial de EE.UU., ha sido “muy buena”.

La decisión de Trump de retirarse de Siria ha generado críticas, tanto desde la oposición demócrata como desde la propia formación política del gobernante, el Partido Republicano.

/psg