El momento crítico que vive Universidad de Chile tiene a todos sus hinchas nerviosos y sobre todo, angustiados. La posibilidad de irse al descenso está cada vez más latente y lo cierto es que a siete fechas del final la dinámica de los resultados obtenidos en la segunda rueda no resulta auspiciosa a la hora de sacar cuentas alegres. Por ello es que a esta altura del campeonato, todos miran hacia el banquillo, especialmente a Hernán Caputto, y se preguntan si no habrá cambios para la recta final. Y en ese sentido, no son pocos los fanáticos que piden a gritos una modificación en el arco después de las últimas actuaciones de Fernando De Paul, especialmente en el Superclásico.

Claro, no solo se refiere de un simple cambio de arquero. Se trata de devolverle su lugar a Johnny Herrera, cuyo último partido por el torneo local fue el 5 de mayo en la derrota por 3-1 de los azules ante Audax Italiano. Aquella noche en La Florida, Alfredo Arias, entonces técnico de la U, le comunicó a los directivos que era la hora de provocar un remezón en el plantel y que la limpieza partía por el arco. Desde ese momento, el excapitán solo apareció en un partido, el pasado 7 de septiembre ante Cobresal por la Copa Chile. Lo paradójico es que su regreso no supuso un triunfo sino que se repitió el mismo marcador del duelo ante los itálicos.

¿Qué debe hacer entonces Caputto? Esa es la gran interrogante que ronda por estas horas en el CDA, donde el plantel prepara la revancha ante Cobresal, programada para este viernes en el Estadio Nacional. Para aquel duelo está confirmado que atajará Herrera porque así lo dispuso con mucha anterioridad el técnico. Pero el jueves 17 de octubre, ante Iquique, el entrenador tendrá que tomar quizás la decisión más trascendente de su corta carrera. Y muchos en el mundo azul dan su veredicto. Sin ir más lejos, Ángelo Henríquez, autor de uno de los goles estudiantiles en la caída ante Colo Colo opinó acerca del retorno del guardameta.  “Johnny es un buen jugador que siempre puede aportar muchas cosas en un partido, como liderazgo y todo eso que me dices, pero tenemos más jugadores también que tienen ese tipo de liderazgo. Sentimos su apoyo, su energía desde donde está, en la banca, apoyándonos, en el entretiempo siempre apoyándonos. Tenemos que aprender de ese cariño que le tiene a la U y de esas ganas que tiene de ganar todos los partidos. Y eso que le ha entregado a la U es más que nada un ejemplo para todos nosotros, que tenemos que imitar. El día de mañana no va a estar Johnny, alguien va a tener que tomar su lugar y va a tener que demostrar esa misma energía y ese mismo liderazgo que él muestra siempre”, explicó el delantero.

Nerviosismo y experiencia

El debate está abierto. “Acá hay un tema claro: está en las manos de los jugadores salvar a la U. Caputto tiene poca experiencia en el fútbol profesional”, arranca diciendo Sergio Navarro, ex capitán del famoso Ballet Azul. Y enseguida agrega: “Es difícil para un entrenador nuevo que le exijan salvar a la U. Los que tienen que salvar a la U son los jugadores, con cojones. Y en ese sentido el liderazgo de Herrera es fundamental. Por presencia marca la diferencia. Se formó a la sombra de Sergio Vargas y tuvo la personalidad para discutirle el puesto. Eso lo dice todo para aparecer en este momento”.

Aunque De Paul permaneció 10 partidos invictos en el campeonato nacional, en los que el equipo cosechó dos triunfos y ocho empates, y donde Tuto tuvo un par de duelos muy destacados, como ante La Calera y Unión Española, lo cierto es que en los dos últimos compromisos, en los que la U recibió seis goles en contra, no brindó seguridad. Y muchos le atribuyen justamente a su falta de experiencia y liderazgo en situaciones límites. Como sucedió en los descuentos ante Colo Colo, cuando falló en la jugada previa al gol de Barroso, regalando un tiro de esquina de manera increíble.

“Hubo un poco de nerviosismo en el último gol que le hacen a De Paul. Habían pasado los 90 minutos. El error fue garrafal. Y está claro que Herrera aporta esa experiencia en ese tipo de situaciones. Ha ganado partidos y campeonatos. El perjudicado más grande de esta crisis ha sido Johnny. El ha dado mucho por el club, ganó partidos solo. Se le ha pagado con la moneda más dura. Caputto tiene que tomar la decisión. La U está muy enredada como institución, los jugadores están sufriendo un desgaste mental. El liderazgo de Herrera puede ser clave, porque es un jugador acostumbrado a estas situaciones límite”, expresa Sandrino Castec, el Bombardero azul de los años ochenta.

Los números de Herrera en esta temporada contradicen en cierto modo a quienes lo postulan como el titular de acá hasta final  de año. En los 13 partidos que disputó, entre Copa Libertadores y campeonato nacional, la U solo ganó uno. Y lo que es peor, el equipo tuvo le peor defensa, recibiendo un promedio de casi dos goles por partidos. Aunque no fue responsable de muchos de ellos, quedó en la retina el gol que sufrió ante Curicó desde la mitad de la cancha.

“A De Paul lo vi nervioso en el debut y ahora contra Colo Colo. Salió a anticipar y casi se le mete, pero antes de eso su rendimiento, en general, no había sido malo. Como Herrera viene jugando en la Copa Chile, Caputto tendrá que medir su rendimiento a partir de ahí”, sugiere Gamboa, quien no se muestra muy convencido de que Johnny sea la solución bendita. “Son decisiones técnicas. Creo que De Paul cometió un error, pero no había jugado mal. Si está la necesidad de poner a Herrera por experiencia o liderazgo, tendrá que decidirlo Caputto. Pero De Paul no ha jugado mal”, enfatiza el mundialista en España 1982.

“Yo lo dije antes del clásico: tiene que reaparecer Herrera. El equipo necesita jerarquía y confianza. Las siete finales que quedan debe jugarlas Johnny. Entra el nerviosismo, la crisis. Hoy necesitamos la gente idónea. Es lo mismo que cuando uno miraba hacia atrás y tiene jugadores que dan confianza. Es como tener a Sergio Vargas. Ya tienen que salir a relucir los referentes de la U. A estas alturas, ya no se puede experimentar. Si no se gana con fútbol, hay que sacar a relucir la garra, la camiseta. Sobre todo ante Iquique y Everton, que son rivales directos”, coincide Roberto Reynero. El exlateral fue parte del equipo que perdió la categoría en 1988.

La última palabra la tendrá Caputto. El duelo de revancha por la Copa Chile marcará la temperatura de una decisión que puede definir el futuro del equipo en Primera División. Lo concreto es que sea quien se quede con el pórtico azul, será el héroe o villano de esta historia.

/Fernando Méndez Garín