Tomó partido. Esta jornada, el canciller Teodoro Ribera intervino en el conflicto que mantiene enfrentados a la Corte Suprema y al Tribunal Constitucional. El abogado manifestó una preferencia en favor del TC.

Durante una entrevista con CNN Chile, Ribera sostuvo: “Creo que la decisión de la Corte Suprema genera una situación nueva de gran incerteza jurídica, y genera una modificación del sistema quizás no prevista en el texto constitucional”.

“Me preocupa que por un recurso de protección se pueda revisar el fallo del TC, porque en definitiva el TC no sería el supremo guardián de la Constitución, como lo es constitucionalmente”, agregó.

Ribera, quien fue ministro de Justicia durante el primer gobierno de Piñera, tuvo un vínculo con el organismo, pues fue abogado integrante del Tribunal Constitucional entre 2006 y 2009.

Hoy a mediodía, el gobierno, a través del ministro de Justicia, Hernán Larraín, había declarado que ambos organismos debían resolver el conflicto. Eso sí, advirtiendo que de no resolverse intervendrían de “manera normativa”: “Como gobierno hacemos un llamado a ambas instituciones a que, de común acuerdo, busquen un camino de solución a esas diferencias que se han manifestado públicamente”.

“En todo caso, nos reservamos también el derecho, en su momento, de intervenir de una manera normativa. Es decir, propiciando reformas constitucionales, cambios a la ley orgánica o propiciando leyes que puedan, de alguna forma, contribuir a resolver esta situación si acaso no lo han hecho directamente ambas instituciones”, añadió el titular de Justicia y Derechos Humanos.

/psg