El 5 de diciembre de 1945, uno de los hechos más misteriosos y que continúa sin ser resuelto ocurrió en Estados Unidos: la desaparición de cinco aviones, conocido como “Vuelo 19″.

Aquella jornada, liderados por el Teniente Charles Taylor, un experimentado piloto de guerra, una tripulación completa junto a los rescatistas se perdieron y nunca más fueron vistos tras volar en el sector del Triángulo de las Bermudas.

La historia comenzó así. A las 14:10, salieron desde la base en Ft. Lauderdale, Florida, para realizar un ejercicio de rutina que era llamado “Problema de Navegación Número Uno”.

the-mysterious-disappearance-of-flight-19s-featured-photo
La tripulación del “Vuelo 19″ que nunca más fue vista

Se iban a dirigir hacia el este, para realizar bombardeos de prueba en Hens y Chicken Soals, en Florida Keys. Todo esto después de la históricas bombas nucleares que cayeron en Hiroshima y Nagasaki, el golpe de gracia en la Segunda Guerra Mundial.

Pues bien, todo parecía seguir su curso normal hasta que Taylor notó que su brújula empezó a funcionar de manera errónea. Además, fuertes vientos y lluvia hicieron aún más difícil el regreso a la estación naval.

Taylor
Charles Taylor era el líder de vuelo con solo 27 años

“No tengo idea dónde estamos”, se le escuchó a uno de los pilotos. El nerviosismo crecía y el propio líder del vuelo lo confirmaba con sus palabras: “Mi brújula definitivamente no funciona. Siento que estoy en Keys, pero no sé a qué altura”, le señaló al teniente Robert Cox.

Claro que ahí estuvo el principal problema. En vez de seguir hacia el oeste, Taylor comandó a sus aviones hacia el noreste, acercándose aún más hacia Bahamas y, en consecuencia, alejándose de Florida.

Una vez que se dio cuenta, ordenó retornar al oeste, pero solo instantes después volvió a cambiar la dirección dada su confusión y el problema con las brújulas, lo que terminó por costarles la vida.

Bermudas
El “Triángulo de las Bermudas” es uno de los fenómenos más analizados de la historia

Y aquí es donde la historia adquiere más dramatismo. Al darse cuenta de que los aviones no aparecían en el radar, la Armada mandó a una nave de rescate. Luego de 20 minutos, también desapareció.

Más de 300 botes fueron enviados al lugar al día siguiente, abarcando un radio de gran extensión. La búsqueda, que duró cinco días, no tuvo ningún resultado positivo.

Vincent Gadis y Charles Berlitz, estudiosos de distintos fenómenos paranormales, siempre tuvieron la teoría de que los aviones y las brújulas colapsaron por los campos magnéticos que se forman en la zona, los que en conjunto con rayos y truenos forman tormentas eléctricas, afectando a todo tipo de aparatos.

/psg