El ministro de Hacienda, Felipe Larraín, descartó la posibilidad de negociar la reintegración tributaria tras la petición de los senadores del oficialismo, quienes le sugirieron ayer al jefe de la cartera abrirse a esta posibilidad con miras de llegar a un acuerdo y poder despachar el proyecto.

“Nosotros vamos a seguir adelante con lo que hemos planteado siempre, la reintegración es un punto central, así que, muchas gracias por la sugerencia pero nosotros seguimos adelante”, dijo el titular de la cartera a la par de afirmar que “no se cambia el sentido del proyecto”.

Asimismo aseguró que “es evidente que el proyecto no va a ser el mismo, pero nosotros vamos a preocupar que no se desdibuje en su sentido más profundo”.

Lo anterior se enmarca en las sugerencias de varios parlamentarios oficialistas quienes le sugirieron al jefe de la cartera ceder y negociar este “corazón” de la reforma, con miras a llegar a un acuerdo amplio que otorgue estabilidad al sistema tributario, considerando que sus pares de oposición que integran la Comisión de Hacienda adelantaron que rechazarán esta medida.

/psg