Debido a la creciente tensión en Ecuador, que comenzó tras la eliminación del subsidio a los combustibles y que generó grandes protestas desde varios sectores del país, este viernes la ONU aseguró que recibió una proposición del Gobierno de Lenín Moreno para mediar en el conflicto y aseguró estar dispuesta a “apoyar en el diálogo” para solucionar la crisis.

“Hemos recibido un pedido del Gobierno para facilitar un diálogo con diferentes sectores de la sociedad civil. Las Naciones Unidas están listas para considerar un papel en apoyar los diálogos si su envolvimiento es aceptado por todas las partes relevantes”, dijo el vocero de la ONU, Farhan Haq.

Además, desde el organismo señalaron que “el secretario general de la ONU (António Guterres) está preocupado por los recientes acontecimientos en Ecuador. Él recuerda el derecho a la reunión pacífica de acuerdo con la ley internacional y llama a todos los actores que reduzcan las tensiones, eviten actos de violencia y ejerzan la máxima moderación”.

La crisis aumentó estos últimos días luego de que miles de indígenas llegaran a Quito para protestar, lo que llevó a Moreno a trasladar la sede de Gobierno a Guayaquil.

Además, en el marco de las manifestaciones han muerto cinco personas, elevando las tensiones entre todos los sectores.

Una de las fallecidas era parte del grupo indígena que, debido a su muerte, retuvo a un grupo de 10 policías que fueron liberados esta jornada.

/psg