El 85% por ciento de las mujeres han recibido sexo oral, según un estudio publicado durante el verano en Health. (Una cifra que iguala al número de hombres que también han recibido una felación). Según los resultados del estudio, y como era de esperad, el placer ha sido la causa número uno de practicarlo.

Pero a pesar de que la práctica está tan extendida, todavía no hay mucha información sobre los potenciales riesgos para la salud tanto para quien lo da como para quien lo recibe. Las pautas de sexo seguro tienden a centrarse en las relaciones sexuales vaginales y anales. Y quizá por eso hay una pregunta que ronda nuestras cabezas con más o menos frecuencia. ¿Recibir sexo oral representa una amenaza para la salud de nuestra vagina?

“El sexo oral no es necesariamente malo para tu vagina”, dice Alyssa Dweck, ginecóloga neoyorquina y coautora de The Complete A to Z for Your V. “Hay un ambiente natural de bacterias en la boca y un ambiente natural de bacterias en la vagina, y para las personas con sistemas inmunes normales y saludables,no debería representar ningún problema”, dijo en una entrevista a Health.

Si bien la saliva de tu pareja probablemente esté sana, puede que su boca, labios y garganta no lo estén del todo. Por ejemplo, si tu pareja tiene un herpes labial y tiene contacto con tu vagina puede contagiarte. “Mucha gente no piensa en el hecho de que si ella o su pareja tiene herpes en el labio y luego practica sexo oral con una mujer se convierte en un potencial causante de una infección de herpes genital“, explica Dweck.

El herpes no es la única ETS que una mujer puede contraer después de un placer oral. La gonorrea y la clamidia pueden transmitirse si su pareja está infectada con cualquiera de estas bacterias en la garganta. El VIH es otra amenaza. En caso de que una pareja VIH positiva le transmita las partículas virales, estas podrían ingresar a tu torrente sanguíneo a través de una abrasión o llaga en la vagina.

Luego está el riesgo de contraer el virus del papiloma humano. Si bien no se conoce la probabilidad de transmisión por sexo oral, según los Centros para el Control de Enfermedades, algunos estudios sugieren que esto es posible.

Y la doctora ha aprovechado para hablar del peligroso beso arcoíris. “Digamos que una mujer tiene su período y su pareja le practica sexo oral cuando hay sangre allí, es una idea poco inteligente, pues podría adquirir una infección a través del contacto de sangre o fluidos corporales”, añade la ginecóloga.

Por lo general, los médicos recomiendan tener las mismas para el sexo oral que tenemos con el genital. “Si no conoces el estado de ETS de tu pareja, lo mejor es usar condón durante el coito. Durante el sexo oral, puedes cubrir tu vagina con una presa dental o un pedazo delgado de látex. De esta manera, la lengua y la boca de tu pareja no pueden hacer contacto directo con tu área vaginal”, añade.

“La gente generalmente me mira como si estuviera loca cuando digo esto, pero una cosa tan sencilla proporciona una barrera muy delgada pero segura entre las cavidades bucales y vaginales“. Sí lo sabemos, no es exactamente sexy, pero más vale prevenir que lamentar ¿verdad?

También te interesa