Chile no jugó del todo bien en el partido ante Colombia de este sábado en Alicante, pero Reinaldo Rueda, el entrenador de La Roja, pudo sacar algunas conclusiones positivas.

“Fue un partido muy duro. Ambos equipos buscamos algo similar: probar formas y jugadores. El desgaste del juego nos hizo bajar en la segunda mitad. En posesión hicimos un juego más colectivo. Nos faltó convicción para profundizar más. Creo que fue un partido muy parejo”, comenzó diciendo el colombiano.

“Tuvimos un partido durísimo contra una selección potente como Colombia. No hay un balance negativo, pero sabemos que podemos seguir mejorando. No me siento conforme, porque tengo claro que estamos en un camino de crecimiento con este equipo. Hay margen de mejora para llegar bien a las Clasificatorias“, agregó.

Sobre el esquema táctico que probó ante los cafeteros, explicó: “Buscamos amplitud del equipo con los laterales. Podemos mejorar esa faceta en términos ofensivos. Nos faltó llegar a situaciones de finalización, pero fue un duelo muy disputado en el medio. Hoy era un ensayo para probar nuevos jugadores y de estimular a nuestros centrales. Jugar con línea de tres es una de las alternativas que queremos saber manejar para ser un equipo con más variables“.

“En marzo empieza la lucha por los tres puntos en las Clasificatorias. Esos son los partidos de la verdad y nos estamos preparando para eso con esta clase de rivales“, continuó.

Por último, habló sobre el partido ante Guinea del martes, por el segundo amistoso de esta ventana FIFA: “Guinea es un equipo que ofrece otras cosas. Evaluaremos todas las variables para definir cuáles son los jugadores que estén mejor para ese enfrentamiento”.