El régimen venezolano de Nicolás Maduro anunció este lunes un aumento de 375% del salario mínimo, que ahora se ubicará en 300.000 bolívares, según indicó el constituyente chavista Francisco Torrealba, en una medida que está lejos de cubrir la pérdida de capacidad adquisitiva de los empleados.

Un fajo de bolívares soberanos, la moneda que reemplazó el año pasado al bolívar fuerte tras haber registrado una inflación de 1.000.000% (Yuri CORTEZ / AFP)
Un fajo de bolívares soberanos, la moneda que reemplazó el año pasado al bolívar fuerte tras haber registrado una inflación de 1.000.000%

“Feliz lunes, nuevo ingreso mínimo para tod@s l@s Trabajador@s en la República Bolivariana de Venezuela ha sido establecido en 300 mil Bolívares Soberanos de los cuales 150 mil corresponden a Salario Mínimo y 150 mil a Cesta Ticket Socialista”, explicó Torrealba, quien es también presidente de la Comisión de Trabajadores y Trabajadoras de la ultrachavista Asamblea Nacional Constituyente, cuyas funciones están en conflicto con la opositora Asamblea Nacional.

Torrealba acompañó su publicación con una imagen de la Gaceta Oficial en la que se anuncia el aumento.

Se trata de la tercera recomposición del salario mínimo del año, como recuerda Efecto Cocuyo, en medio de una brutal crisis económica con altos niveles de inflación, fuertes caídas del producto bruto interno (53% entre 2013 y 2018) y un aumento descontrolado del dólar.

De hecho, al cambio oficial del lunes el salario mínimo equivale a 15,2 dólares en el mercado oficial, y cerca de 18 dólares en el paralelo, de acuerdo al Banco Central de Venezuela citado por Efecto Cocuyo.

Según datos de la Asamblea Nacional, la inflación de 2019 se encuentra al momento en 3.336%, por lo que la medida difícilmente sirva para paliar la situación.

En 2018 la inflación alcanzó el 130.000% de acuerdo a datos oficiales, aunque otras estimaciones hablar de cerca de 1.000.000%. La situación extrema llevó a un cambio de moneda en agosto de 2018, abandonando los bolívares fuertes para adoptar los bolívares soberanos, proceso que incluyó la quita de varios ceros.

El Banco Central de Venezuela (Reuters)
El Banco Central de Venezuela

En enero del 2019 el salario mínimo aumentó a 18.000 bolívares soberanos, y en abril lo hizo a 40.000 (con 25.000 de cesta alimentaria), cifra irrisoria con la que no era posible siquiera comprar un cartón de huevos, pero que se mantuvo hasta octubre.

Venezuela se encuentra además en medio de una crisis política sin precedentes, con un régimen chavista que se ha dedicado a reprimir brutalmente a opositores y que es considerado ilegítimo por gran parte de la comunidad internacional, y una Asamblea Nacional opositora electa en 2015 que designó al legislador Juan Guaidó como presidente interino, sin que haya podido ejercer plenamente el cargo.

En este contexto, se estima que casi cuatro millones de personas han abandonado el país en los últimos años.

/psg