La discusión en el congreso, ya está instalada, sin embargo, el proceso en sí recién está comenzando después de tanto tiempo y el análisis muchas veces se ve interrumpido o postergado por situaciones contingente que muchas veces dilatan el verdadero derecho a tener una mejor pensión.

Todos tenemos claro que no se puede retirar los fondos previsionales cuyo destino son exclusivamente tener una pensión, que puede ser cuando se cumpla la edad legal, 65 años para los hombres y 60 años para las mujeres. Sin embargo, también existe otros tipos de pensión, como son una pensión de invalidez, pensión de sobrevivencia y pensión anticipada. Estos cuatro tipos de pensión, que son pagados mensualmente, hay situaciones donde se retiran algunos dineros al adicional a la pensión.

Uno de ellos, se refiere al Excedente de Libre disposición, que son los fondos que sobran al hacer el cálculo de pensión cumpliendo ciertos requisitos, otro dinero es el Pago Retroactivo, que es el tiempo que demoró el proceso de pensión y es pagado al pensionado. También el pago preliminar, es como anticipo mientras se decreta su pensión, un aporte adicional, en caso de invalidez y sobrevivencia, si correspondiera aquello, cuota mortuoria y herencia.

Cuando un afiliado de una administradora ha fallecido y no contaba con beneficiarios legales, cónyuge, hijos con derecho a pensión, madre o padre de afiliación no matrimonial, conviviente, padres del afiliado, esos fondos constituyen herencia solo consanguínea, de lo que le haya quedado, y es pagado al familiar directo más cercano.

En el fondo, las administradoras de fondos de pensión, no se quedan con los ahorros de los afiliados, ni de los pensionados por esa modalidad ni tampoco con los ahorros voluntarios ni ninguna otra cuenta que administran las AFPs. Cabe señalar que el pensionado que opta por retiro programado no puede elegir a quien dejarle su pensión en caso de fallecimiento, como si ocurre en una renta vitalicia.

En otra modalidad de pensión, como es una renta vitalicia, no existe esa herencia, sin embargo, existe algo bastante más importante que es que usted tendrá una pensión para toda la vida y también para su cónyuge, además de sus hijos menores y usted decide, aparte de sus beneficiarios legales, a quien dejarle su pensión, sea pariente o no, y también extender la cobertura por 10, 15 o 20 años o más, dependiendo el dinero que haya logrado reunir en su vida laboral.

También, cabe señalar que si el afiliado ya pensionado, elige tener una combinación de pensión entre una administradora y una compañía de seguros, con ambas entidades tendría diferentes opciones dependiendo cada caso en particular. Lo importante siempre es una buena asesoría previsional y para ello el Asesor Previsional, es el experto en el tema.

Lo lamentable, es pensar que estamos muy lejos de tener una buena pensión, porque se requiere un consenso difícil de conseguir en lo político, como también cambiar la mentalidad de que la edad sea un factor tan discriminatorio en el ámbito empresarial, ambos muy necesarios para lograr mejorar las pensiones de nuestro país.

 

Margot Guerrero Bruner

Asesora Previsional

Corredor de Seguros

www.margotpensiones.com

/gap