La reunión no estaba en la agenda del Poder Judicial cuando comenzó el día. No obstante, a las 13.00 horas en punto, el presidente de la Corte Suprema, Haroldo Brito, llegó hasta el Tribunal Constitucional para reunirse con la presidenta de dicha instancia, la ministra María Luisa Brahm.

¿El propósito? Conversar y acercar posturas sobre la controversia que ha impactado a ambas instituciones en los últimos días, luego que la Tercera Sala del máximo tribunal, liderada por el ministro Sergio Muñoz, emitiera un fallo en el que abría la puerta a la revisión de fallos del TC a través de recursos de protección.

La reunión entre Brito y Brahm se extendió, aproximadamente, por 40 minutos. En dicha instancia también estuvieron presentes, por parte de la Suprema. los ministros Guillermo Silva y Jorge Dahm y, por parte del Tribunal Constitucional, los ministros Gonzalo García, Nelson Pozo y Miguel Ángel Fernández.

Luego de la reunión, ambos presidentes se refirieron a la cita institucional. Brito señaló que “la Corte Suprema me ha hecho el encargo de visitar a la señora presidenta y los demás ministros del tribunal. Hemos estado conversando y la verdad de las cosas es que la situación conocida, en nuestra opinión que ha tenido muchísima trascendencia, es una cuestión superada. Queremos dejar constancia de eso”.

“Tenemos la convicción de que los dos tribunales están actuando del modo correcto. Estamos en la idea de que las soluciones deben llegar a través de nuestras propias actuaciones”, añadió la máxima autoridad del Poder Judicial.

Consultado sobre una eventual reforma al Tribunal Constitucional, Brito afirmó que “la obligación de este momento es precisamente lograr dialogar de manera muy tranquila. En medio de esta circunstancia, pensar en hablar de una reforma constitucional de parte nuestra me parece que podría ser una cosa precipitada. No quiero contribuir a inestabilidades, no quiero contribuir a mayor confusión. Los colegisladores pueden pensar de otra manera, ciertamente. Mi opinión es que nosotros no debemos dar una opinión en estas circunstancias”.

Por su parte, Brahm afirmó que “esta reunión se enmarca en un proceso que hemos tenido desde el comienzo de esta presidencia. Sin eludir el hecho de lo que ha pasado con la Tercera Sala, esta es una reunión más. Y el conocernos y acercarnos nos permite tener diálogos y resolver las situaciones de manera muy directa y en un contexto de confianza y de respeto que las instituciones se merecen”.

Consultada sobre la invitación del presidente de la Comisión de Constitución de la Cámara de Diputados, Matías Walker (DC) para asistir a discutir sobre una eventual reforma al Tribunal Constitucional, la ministra indicó que “hemos recibido una invitación y es una decisión que el pleno todavía no ha tomado”.

También se le preguntó si tiene algún reparo sobre el fallo de la Tercera Sala, a lo que señaló que “cada órgano que ejerce jurisdicción es autónomo y decide dentro de la esfera de sus competencias”

/psg