A diferencia del comercio presencial, la actividad en torno al e-commerce crece sin parar en Chile, confirmando el desafío que supone este comportamiento para el retail tradicional.

De acuerdo a los cálculos de la Cámara de Comercio de Santiago (CCS) las ventas del comercio electrónico llegarán este año a los US$ 7.000 millones, un nuevo récord que supera con creces los US$ 5.200 millones de 2018.

La entidad que organiza el Cyber Day y Cyber Monday, dijo que al tercer trimestre den 2019, el e-commerce chileno ya movió US$ 4.500 millones, lo que supone un salto de 32% en doce meses.

George Lever, gerente de Estudios de la CCS, dijo que la penetración comercio electrónico sobre la venta del retail llega a 7,6%, pero los cálculos apuntan a que esa cifra llegará a 9,5% el próximo año.

“Pensamos que nos íbamos a demorar en llegar a esa cifras”, dijo Lever.

Empleo y competencia desleal

La CCS también dio cuenta del positivo impacto que ha tenido el sector del comercio electrónico en el mundo del trabajo. Su estimación es que hay unas 9.2000 empresas de este rubro que han generado 120.000 empleos en el país.

Del total, un 47% corresponde a mujeres y un 18% a migrantes.

Aunque la CCS celebra las cifras, también mostró inquietud con la exención de impuestos a las compras internacionales bajo los US$30, lo que, a juicio de Peter Hill, presidente de la CCS, genera competencia desleal.

/psg