El presidente de la Sociedad de Fomento Fabril (Sofofa), Bernardo Larraín, salió a abordar la situación que hoy vive Santiago en medio de un Estado de Emergencia, manifestaciones en la calle, transito cortado y con la red de metro suspendida.

Larraín apuntó que “no es el momento para la indolencia, ni menos para la agitación. No simplifiquemos lo complejo con afirmaciones que parecen verdades reveladas y definitivas”.

En esa línea, el líder del sector industria chileno apuntó que ahora “creo que sólo corresponde dos cosas: por una parte condenar la violencia y nunca contextualizarla, y por la otra hacernos preguntas y reflexionar sobre las causas de lo que está pasando en nuestra sociedad. Qué está pasando con lo público, simbolizado en la Universidad de Chile, el Instituto Nacional y el Metro. Así como también con el respeto a los bienes privados, simbolizado por el incendio del edificio Enel”, concluyó.

/gap