Barcelona visitó al Slavia Praga este miércoles en un partido donde se impuso por 2-1. Arturo Vidal jugó pocos minutos y por lo mismo, junto con celebrar el triunfo, lamentó no estar siendo titular.

Arturo Vidal no quiere desaprovechar la ocasión de cumplir finalmente su deseo de ganar la Champions League. En entrevista con L’Equipe, el King reconoció que tiene “un hueco reservado” para tatuarse el legendario trofeo europeo.

Pero no son solo intenciones. “La Champions es mi obsesión. El Barça tiene que ganarlo todo, pero de lo que se habla en el vestuario es de la Champions”, reconoció el ex finalista de este certamen con la Juventus en 2015.

“Esta temporada creo que lo podemos lograr. Estoy en el mejor equipo del mundo y quiero levantarla”, sentenció el King, el chileno que más partidos de Champions jugó (66) y más goles anotó en esta competencia (14).

La receta es la resistencia: “El equipo que sea más fuerte físicamente será el que gane la Champions. El talento te hace ganar La Liga, pero es el físico lo que te ayuda a ganar la Champions League”, reconoció El Guerrero.

Barcelona igualó en el debut con Borussia Dortmund y luego derrotó al Inter en casa, partido que cambió luego del ingreso de Arturo Vidal en el segundo tiempo. El cuadro azulgrana es sublíder del Grupo F, por diferencia de gol.