El presidente del Senado, Andrés Zaldívar, anticipó que el proyecto de aumento de cinco puntos en la tasa de cotización previsional “será un tema de difícil discusión, pero en el Parlamento tenemos que abocarnos a darle respuesta a la gente. Ojalá hagamos un esfuerzo para despachar este proyecto antes que empecemos la vorágine de las elecciones presidenciales y parlamentarias”.
Tras los anuncios en materia de prensiones hechos anoche por la presidenta Bachelet, Zaldívar dijo que, si bien no se trata de una reforma a todo el sistema, “es un cambio muy profundo, que ahonda la política general que en materia de pensiones la propia Presidenta instaló hace muchos años: profundizar la solidaridad del sistema previsional, haciendo un sistema mixto, manteniendo el ahorro individual y a su vez el pilar solidario, y ahora entrando con un seguro colectivo solidario”. Agregó que “es un anuncio importante, que entrega al Parlamento la discusión de un tema que interesa a una inmensa mayoría de chilenos y chilenas”.
A su juicio, uno de los aspectos más relevantes es que los pensionados del sector medio van a tener un reajuste del orden del 20% en sus pensiones una vez aplicado el sistema, es decir, los beneficios se verán dentro de un corto lapso. “Además, en el largo plazo se van a incrementar las pensiones de manera que la gente que tenga que jubilar en el próximo tiempo no salga con una tasa de retorno baja, sino más bien alrededor del 50% a 60%”.
El senador Zaldívar descartó que el 2% que va a reparto tenga visos de inconstitucionalidad. Sostuvo que ese porcentaje “tiene que ir a pensiones y no a una propiedad disponible por la vía de la herencia, pero seguramente va a ser discutido y es legítimo que quien pretende una interpretación contraria lo haga presente”, puntualizó.
/gap