El mercado cambiario empieza a estabilizarse. Ayer, en medio de la incertidumbre por la situación social del país, el dólar experimentó su mayor alza diaria frente al peso chileno en un año.

La moneda nacional, de hecho, fue la de peor desempeño en todo el mundo.

Hoy, la moneda de EEUU anotó una caída de $1,3 y se despidió de la jornada a un valor de $724,30. El peso local al medio día es la quinta moneda que más se aprecia entre las divisas de los países emergentes.

Pese a esto, hay operadores que advierten que no se debe cantar victoria en cuanto a la volatilidad y que la mayor estabilidad del mercado “va a depender del nivel de violencia”.

Tanto el dólar como la bolsa tuvieron una jornada agitada ayer, debido a la preocupación e incertidumbre en torno a la efervescencia social que atraviesa el país. En ese contexto, el mercado espera “señales” políticas para tranquilizar aún más a los inversionistas.

Consultado sobre si un cambio de gabinete alteraría al dólar, César Valencia, analista de Alpari, dijo que cada señal que se pueda enviar para “calmar los ánimos, hace bajar el riesgo en todo sentido, tanto en la parte de presión social y especialmente los mercados financieros”.

/psg