El presidente de la Cámara de Diputados, Iván Flores (DC), ordenó la suspensión de todas las actividades de la Corporación y la salida de todo el personal que no sea esencial para el funcionamiento del edificio debido a las manifestaciones que se producen en el perímetro del edificio y que se concentran en el acceso de Avenida Argentina.

De este modo, se debió suspender la realización de la comisión de Trabajo que estaba convocada para las 14:00 horas donde se trataría el proyecto de pensiones, la única actividad pendiente tras finalizar la sesión de Sala.

En tanto el Senado hoy no sesionó. La decisión se tomó luego de que los enfrentamientos incrementaran el nivel de violencia dejando dos carabineros heridos que fueron inicialmente atendidos en el policlínico del Congreso y luego trasladados hacia un centro asistencial.

Por otro lado, un grupo de cerca de 25 personas logró traspasar una de las rejas del Parlamento e ingresar a los jardines siendo contenidos y sacados por carabineros.

“La situación de riesgo es alta”, aseguró el presidente de la Cámara quien explicó que recomendó “que mejor se vayan a la casa”. En ese sentido, explicó que las sesiones se retomarán el lunes en Valparaíso y de ser necesario durante el fin de semana, deberán trabajar en el ex Congreso en Santiago.

Dada la instrucción de Flores hasta el momento permanece en el recinto personal de seguridad, de manutención del edificio, el secretario general, los medios de comunicación que cubren las labores parlamentarias y solo un par de diputados.

/psg