El estallido social que remece a Chile también es monitoreado de cerca por países del resto del mundo, sobre todo porque en las próximas semanas nuestro país será escenario de encuentros internacionales, como la reunión de la APEC y la COP25.

Ese es el caso del Departamento de Estado (equivalente a la Cancillería) de Estados Unidos, que el lunes colocó a Chile en “alerta amarilla”, que quiere decir que sus ciudadanos en nuestro país deben cautelar su seguridad pues las condiciones del país “pueden cambiar en cualquier momento”.

Ese organismo clasifica la seguridad de los países en cuatro niveles, del 1 al 4, y la alerta amarilla corresponde al nivel 2. Así, nuestro país tiene el mismo nivel de advertencia con España, Ecuador, Perú y Hong Kong, donde también han ocurrido protestas.

Ante esta situación, la embajada de Estados Unidos en Chile, a través de sus redes sociales, recomendó a sus ciudadanos evitar las protestas y “mantener un perfil bajo”. También se les pide obedecer las instrucciones de las autoridades, respetar los toques de queda y buscar refugio si es topa con manifestaciones.

“Ha habido manifestaciones a gran escala en Santiago y en las principales ciudades de Chile”, informa la embajada, la que advierte que las autoridades el estado de emergencia “se expandió a otras regiones de Chile” luego del aumento de las protestas.

Ayer, la embajada también aclaró una fake news, luego de que un tuitero afirmara que guardias de la delegación estadounidense habían matado a cuatro manifestantes que intentaban saquear una estación de Copec, que queda junto a su sede en Av. Andrés Bello.

La embajada aclaró que el sábado 19 hubo un intento de saqueo en esa Copec, pero que “no hubo guardias de la embajada involucrados en repeler este asalto”.

Rutas bloqueadas

Otra embajada que está advirtiendo a sus ciudadanos sobre la situación del país es la de Reino Unido, la que hoy emitió un reporte avisando sobre el paro de camioneros contra el TAG, por lo que las principales rutas “podrían estar bloqueadas durante el fin de semana y principios de la próxima”.

La embajada advierte que la mayoría de los 80 mil ingleses que viajan a Chile al año lo hace sin problemas, pero en esta situación pide a sus ciudadanos cuidar sus pertenencias y estar atentos a lo que sucede.

“Lleve una fotocopia de su pasaporte y guarde el documento original en un lugar seguro”, avisa la embajada, la que incluso advierte que “los ataques terroristas en Chile no se pueden descartar”.

/gap