Sebastián Varas (31) fue autorizado para no entrenar junto a sus compañeros de Unión Española. El delantero había vivido una situación excepcional. La noche de este domingo a lunes se puso el chaleco amarillo reflectante para custodiar, junto a sus vecinos, el condominio en el que reside en Huechuraba. Horas tensas que consideraron momentos igualmente complejos que el goleador relata en primera persona.

“La vimos un poquito complicada. Fue difícil. Uno no piensa que va a pasar por algo así. Se habían metido a un supermercado. Estábamos organizándonos con los vecinos para cuidar las casas y salimos a la esquina. Nos encontramos de frente con 10 o 15 personas de frente. Venían con palos”, explica el delantero, quien antes de llegar a Santa Laura militó en Everton y Ñublense.

¿Qué hizo al verse amenazado?
Salí corriendo. Me pilló de sorpresa. Corrí con mi sobrino. Nos refugiamos. Los vecinos salieron a defenderse con palos, armas, con lo que encontramos. A mí, me pilló de sorpresa. Hubo uno que lanzó balazos al aire, con lo que consiguió que ellos se replegaran y arrancaran. Después, llegó Carabineros.

¿Cómo pasó la noche?
Nos tuvimos que quedar haciendo guardia toda la noche. En la noche no pasó nada. Nos íbamos turnando. Nos quedamos los hombres. La gente nos bajó comida. Yo estuve en el primer turno. Después hasta las 1.30 horas y después, me fui para la casa.

Aparte de arrancar de la turba, ¿con qué más se encontró?
Igual se veía que pasaba gente que no era de acá. Al ver que nos organizamos, se iban. Pasó una tanqueta también. Hubo guardia militar un rato. Fue una jornada complicada. Es primera vez que me toca. En Viña soy de una población en la que se escuchan balazos y uno las escucha dentro de la casa, pero sabe que son afuera. Mi infancia fue así. Pero ahora me tocó de frente, una turba, tener que arrancar. No fue fácil.

¿Qué opina del estallido social?
Hay maneras y maneras de protestar. Como papá, uno lo único que quiere es defender a la familia. Tengo tres hijos chicos. No golpeé a nadie. Se formó un buen bloque de vecinos. Con los tiros al aire, corrieron. Se dispersaron. Uno también vive el proceso de lo que está pasando. Son momentos duros para el país. Se fue un poco de las manos todo. Uno también sufre con que te cobren por salir a la calle, el TAG. Uno apoya eso, pero hay formas y formas de manifestarse. Que el gobierno escuche a la gente.

¿Qué espera del gobierno?
Uno ve la tele, hablan de la protesta, pero no se habla de soluciones. No se ve. Uno escucha al presidente y a los ministros y lo único que hacen es dar detalles de violencia y de detenidos. Lo que hacen es meter miedo. Números de violencia, saqueos, detenidos. La gente espera escuchar soluciones.

/Eduardo Méndez Garín