El expresidente Ricardo Lagos, se refirió a la decisión del PS de restarse de la reunión con el presidente Piñera calificándola como un “error”. La instancia buscaba lograr un acuerdo político transversal, y según detalló el exmandatario “No concibo que, ante una situación de la gravedad que hay en Chile, un partido, por muy opositor que sea, se niegue a dialogar”. 

En entrevista con el diario El País, además se refirió a la acusación constitucional que el PC y sectores del Frente Amplio evalúan presentar contra Piñera, señalando que esto “no ayuda en nada” y que su postura es la de querer ” ayudar a resolver este problema”.

En cuanto a la desconfianza con la clase política que se ha hecho patente en las manifestaciones a lo largo del país, el Lagos mencionó que “si se desconfía de la clase política y de las instituciones que nos rigen en un sistema democrático en sí, como los partidos y el Congreso, estamos en dificultades muy profundas”.

Sobre una posible salida para la crisis, Lagos menciona que “el Gobierno debería buscar espacios para escuchar mejor a la gente”, enfatizando que a “la ciudadanía no le basta con votar cada cuatro años y busca mecanismos de participación de mayor horizontalidad. Debería funcionar como un grupo auxiliar de las instituciones como el presidente, el Parlamento y el Poder Judicial”.

“Las protestas dan cuenta de una insatisfacción con el tipo de sociedad que se conforma en Chile. Por lo tanto, se trata de identificar los principios generales ordenadores que pongan en el centro de sus preocupaciones al ser humano y su dignidad. Chile necesita un nuevo contrato social”, agregó.

Por otro lado, en relación a la quema de estaciones de Metro que se produjeron el pasado viernes 18 octubre, Lagos condenó la violencia y mencionó que sintió  “Mucha tristeza. Me acordé del orgullo que sentían los pobladores de zonas modestas de Santiago cuando se abría una nueva estación en su barrio”.

/gap