Durante la tarde de este domingo el presidente Sebastián Piñera firmó los decretos que ponen fin al Estado de Emergencia a partir de este lunes 28 de octubre en todas las regiones del país.

Según fue informado estos decretos levantarán el Estado de Emergencia a partir de los 00:00 horas de este lunes 28 de octubre, con el objetivo de “contribuir a que Chile recupere la normalidad institucional”.

Durante la jornada de este sábado, Piñera había dado a conocer la intención de levantar el Estado de Emergencia “si las circunstancias lo permiten”.

El pasado sábado 19 de octubre el Presidente, luego de la jornada de manifestaciones ocurridas durante el día viernes decidió decretar el Estado de Emergencia para las provincias de Santiago y Chacabuco y las comunas de Puente Alto y San Bernardo. 

Con el pasar de los días la medida se comenzó a aplicar a otras regiones y comunas, llegando a estar vigente en todas las regiones de Chile a excepción de Aysén.

Por otro lado, en relación al toque de queda durante la jornada de este sábado se levantó la medida en todo el país.

Prensa Presidencia de Chile

@presidencia_cl

COMUNICADO DE PRENSA
Presidencia de la República

Presidente @sebastianpinera ha firmado los decretos requeridos para que, a partir de las 00:00 de este lunes 28 de octubre, se levante el Estado de Emergencia en todas las regiones y comunas en que se había establecido

Ver imagen en Twitter
EL EJÉRCITO DE REGRESO A LOS CUARTELES
El análisis desde el gobierno es que los hechos de violencia han ido a la baja. Al menos así lo demuestran las cifras del Ministerio del Interior: entre viernes y sábado, los “eventos graves” -como denominan a saqueos, incendios y disturbios- han disminuido de 61 a 33 episodios. Esto también se refleja en el número de detenidos, que pasaron de 542 a 284 durante el mismo periodo.
En Carabineros ya se preparan para retomar el control de las calles. En este sentido, desde la policía uniformada señalaron que a partir del lunes los despliegues operativos “serán readecuados, tanto mediante personal territorial como por integrantes de unidades especializadas y alumnos de los planteles educacionales. Esto es, oficiales y suboficiales que se encuentran en proceso de perfeccionamiento profesional. Lo anterior, con el objetivo de dar respuesta a diversas necesidades en materia de seguridad”.
Según fuentes al interior del Ejército, el retiro de las tropas armadas se debe a que los desórdenes han disminuido a rango de robos normales. No obstante, en el caso de esta rama castrense, algunas unidades permanecerán acuarteladas a la espera que Carabineros se posiciones. De esto, dicen, dependerá el despacho de las unidades de diferentes guarniciones y reservistas desplegados desde el 19 de octubre. En caso contrario, no se descarta que los militares retornen a custodiar, e incluso, que se repitan medidas como los toques de queda.
Puertas abiertas
La búsqueda de la normalidad también se ve en el transporte: el servicio de Metro abrirá mañana lunes de forma parcial sus seis líneas, incluyendo la 4, la más afectada durante la última semana. En este último caso, solo operarán 10 estaciones, entre Tobalaba y Quilín. Así, se espera que haya 72 estaciones funcionando, de un total de 136 que tiene la red.
El comercio también está abriendo sus puertas. Ayer, la Asociación de Supermercados informó que había 1.004 supermercados operando en el país (14 más que el viernes), alcanzando un 73%. El gremio contabilizó 33 establecimientos incendiados y saqueados, 344 saqueados y 28 locales con daños. Pese a que la asociación reconoce que sus cifras son “conservadoras”, estas se asemejan al balance que hace el Ministerio del Interior. La presidenta del gremio de los supermercados, Catalina Mertz, explicó que el objetivo es restablecer cuanto antes el servicio “procurando contar con condiciones de seguridad tanto para los trabajadores como para los clientes”. Añadió que “no se ha registrado desabastecimiento” y que se trabaja para resolver “todos los problemas logísticos”.
Con la misma idea de retomar el funcionamiento habitual de la ciudad, varias cuadrillas de voluntarios limpiaron las calles del centro de Santiago tras la histórica manifestación del viernes.
/GAP