Con más del 60% de los votos escrutados, la fórmula Alberto Fernández-Cristina Kirchner se impone con el 47,21% por sobre el binomio Mauricio Macri-Miguel Ángel Pichetto​ (41,42%). De ratificarse estos cómputos, no habrá balotaje y Alberto Fernández será el nuevo presidente de Argentina pese a la remontada de Cambiemos.

En las PASO 2019, que convulsionaron la agenda política de los dos últimos dos meses, Alberto F. había obtenido el 49,49% de los votos (afirmativos) mientras que Macri había cosechado el 32,93%.

Estos son los primeros datos oficiales de este domingo de elecciones generales en Argentina que tuvieron una participación que orbita el 80% —niveles similares a 2015—, en la cual se presentaron seis fórmulas presidenciales y que diseña el rumbo de un país sacudido por la crisis económica. Para estos comicios hubo 95 mil mesas en todo el país y casi 34 millones de personas habilitadas para votar.

/gap