Los representantes del gran empresariado volvieron a reunirse esta mañana en la sede de la Confederación de la Producción y del Comercio (CPC).

Así, en medio de intensas protestas y de las manifestaciones de la ciudadanía en todo el país, el presidente de la CPC, Alfonso Swett, declaró que desde el sector privado “hay que meternos las manos al bolsillo y que duela” para ayudar a solucionar la crisis.

“Básicamente lo que estamos diciendo es que vamos a tener que hacer un esfuerzo muy importante con nuestros trabajadores, con nuestras empresas”, afirmó.

Lo anterior, según Swett, “reconociendo también la realidad de cada empresa, porque nosotros lo que hemos visto es que la realidad de cada empresa son distintas”.

En ese sentido, el líder gremial declaró que “hemos visto muy buenas señales de muchas personas de nuestro sector, empresarios, en esta línea”.

/psg