No alcanzó a pasar un mes en que Hacienda recortó sus proyecciones de crecimiento de la economía para 2019 y 2020 cuando, ahora, la situación del país obligará a volver a reducir los cálculos para el PIB estos dos años, adelantó el nuevo ministro de Hacienda, Ignacio Briones.

A inicios de octubre, al exponer el Estado de la Hacienda Pública en la Comisión Mixta de Presupuestos, el destituido Felipe Larraín detalló dos correcciones en los proyecciones de crecimiento: para 2019 quedó en un rango de 2,4%-2,9%, con punto medio un 2,6%, mientras que para 2020, en tanto, se fijó en un rango de entre 3%-3,5%, centrado en 3,3%.

Las protestas de las últimas dos semanas, en particular los graves daños ocasionados por saqueos e incendios, lo cambiaron todo.

Al hablar con Radio Cooperativa sobre si el impacto de la agitación llevará a replantear las cifras que se consideraron para el presupuesto fiscal de 2020, Briones dijo: “Obliga a sincerar las cifras, en parte porque tenemos una nueva realidad que hace augurar que las proyecciones económicas del próximo año no son las que teníamos hace un mes atrás, las proyecciones de cierre para este año tampoco son las que teníamos hace un mes atrás. Va a caer el crecimiento este año, va a caer respecto de lo proyectado“.

Mal año

Briones, quien en la misma entrevista anticipó que se mantendrá la disciplina fiscal más allá del aumento transitorio de endeudamiento para financiar la agenda social que anunció el presidente Sebastián Piñera, declinó anticipar los nuevos niveles en que podrían quedar las proyecciones de crecimiento para 2019 y 2020.

“En las circunstancias actuales, con los destrozos masivos que hemos visto, con la paralización de la actividad que hemos visto (…) va a significar un fin de año económico muy malo para la economía chilena Eso hay que tenerlo tremendamente claro”, advirtió.

“El clima que todavía no se apaga va a generar una merma en la inversión y eso es una cosa que me preocupa de sobremanera y, por lo tanto, para mí la prioridad es entregar una señal concreta de corto plazo, potente, que le dé garantías, le dé incentivos fuertes a los emprendedores chicos, medianos y grandes para invertir. Si no somos capaces de recuperar la inversión, el próximo año vamos a tener un resultado que vamos a lamentar y que va en contra de esta agenda social que requiere recursos”, dijo.

Distintos sectores han hecho distintos balances del impacto por hechos de violencia, además de los problemas en transporte, logística y abastecimiento por las protestas, que han afectado en particular a comercios, supermercados, sucursales bancarias y al Metro. Esta mañana, además, los hoteleros admitieron que todos han sufrido de alguna cancelación en reservas en los últimos días.

/psg