El ministro de Justicia, Hernán Larraín, acusó esta tarde la existencia situaciones que podrían implicar vulneraciones a los DD.HH. a parte de la ciudadanía en el contexto del estado de emergencia.

“Estamos muy complicados, porque se han producido situaciones que aparentemente parecen ser violaciones de los DD.HH.”, aseguró después de la reunión con el INDH y el ministro del Interior, Gonzalo Blumel.

En esa línea, el secretario de Estado acotó que, si bien son los tribunales los que deben establecer la vulneración, “nosotros tenemos que hacer lo posible por cautelar, a través de las instituciones que son competentes y responsables en esta materia. Vamos a hacer el máximo esfuerzo para que esto opere”.

Larraín señaló que es por ello que agradecen la labor que está desempeñando el INDH en cuanto a la recopilación de denuncias y fiscalización de trabajos, ya que “no queremos que Chile haya ningún atentado a los respetos necesarios de los derechos de las personas. Entendemos la urgencia de tener el orden público (…) pero no vamos a aceptar que se vean afectados y que haya violaciones a los DD.HH. de los chilenos”.

En ese contexto, el ministro fue consultado sobre los protocolos que están siendo ejecutados por Carabineros -que según aseguró su mismo general director hoy “se están aplicando bastante bien”-, considerando que la institución ya inició 14 sumarios por abuso.

“Ciertamente, cuando se aplican, uno puede advertir que hay vacíos y esperamos corregirlos. Pero por ahora por lo menos aseguremos que se cumplan los protocolos. No basta con cumplir la ley y el orden constitucional, tenemos que cumplir los protocolos, las reglas básicas, los estándares incluso éticos que puedan garantizarle a la gente es el ejercicio y el respeto de sus derechos”, zanjó.

Responsabilidades políticas

Otro tema abordado por Larraín tras la cita en La Moneda, fueron las responsabilidades políticas en materia de DD.HH., y cómo estas deberían ser sancionadas, a lo que respondió: “Los juicios que se hacen probablemente hoy día no son lo objetivo o lo independientes que se merecen”.

Explicó así que la ciudadanía se ha manifestado “de manera clara” en cuanto a la necesidad de cambios, mientras que el Gobierno, para ello, modificó sus equipos, políticas y “ha abierto un proceso de dialogo”, esperando además que “todos los sectores tomen el mismo camino”.

“Que esta violencia que todavía persiste no sea un impedimento que haga que las instituciones funcionen. Sería un grave daño para nuestra democracia que cuando todos queramos superar el malestar ciudadano tan fuertemente señalado por la gente, un grupo de violentistas lo impida”, puntualizó.

Es por ello, y para agilizar los trabajos con instituciones vinculadas, que se citó para mañana a la Comisión Coordinadora de Justicia Penal, integrada por las máximas autoridades de las policías, el Poder Judicial y fiscalía, entre otras figuras.

Misión de la ONU

Larraín también confirmó las actividades que realizará mañana la misión enviada por Alta Comisionada de DD.HH de la ONU, Michelle Bachelet.

Señaló así que se ha dispuesto todo lo necesario para que el grupo “tenga más pleno éxito” y que “la misión iniciará sus trabajos formalmente el día de mañana por la tarde”, con una reunión con los ministerios de Interior y Justicia, “con el propósito de dar pie a una misión que esperamos sea exitosa, que nos ayude a revisar todo”.

Concluyó informando que será la subsecretaría de DD.HH. la que coordinará la visita por parte del Gobierno, la que también se comunicará con el INDH, para contar con una comisión con puntos focales en todas las carteras.

/psg