La Oficina de la Alta Comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos (Acnudh) valoró este martes el levantamiento del estado de emergencia en Chile e informó que se ha retrasado la llegada de la misión que tenía previsto llegar al país para analizar posibles abusos tras dos semanas de protestas.

“El equipo completo llegará en los próximos días, en una fecha aún no precisada pero será pronto”, destacó en una conferencia de prensa el vocero de la oficina, Rupert Colville.

El responsable de prensa añadió que la oficina de la ONU que dirige la ex Presidenta Michelle Bachelet “está muy preocupada por la violencia y los actos de destrucción ocurridos otra vez en Chile ayer”, en referencia a los disturbios, barricadas e incendios ocurridos en el primer día sin militares en la calle.

Colville subrayó además que “ha habido algunos malentendidos en Chile sobre la naturaleza de la misión”, en el sentido de que no se trata de un equipo de investigación de posibles violaciones de derechos humanos, sino más bien de tipo “técnico”.

No obstante, al término de ello los expertos emitirán una serie de recomendaciones tras reunirse con cargos del Gobierno, representantes de la sociedad civil, víctimas, instituciones nacionales de derechos humanos y otros implicados.

Añadió que finalmente serán cuatro, y no tres, los expertos de Naciones Unidas que viajarán a Chile como parte de esta misión, en principio programada hasta el 22 de noviembre.

Es la segunda misión de este tipo que la oficina dirigida por Bachelet envía en relación con la oleada de protestas que en el último mes ha estallado por diferentes causas en Latinoamérica, ya que actualmente un grupo similar de tres expertos se encuentra en Ecuador.

/psg