Durante este martes, la Fiscalía Metropolitana Sur informó que junto a la Policía de Investigaciones (PDI), logró la detención de un presunto involucrado en los daños que afectaron a la estación San Joaquín del Metro de Santiago, hechos ocurridos el jueves 17 de octubre.

A través de una conferencia de prensa, el fiscal regional Héctor Barros explicó que el hombre de 35 años, identificado con las iniciales R.C.W. fue detenido por su presunta participación en los delitos de daños en los sistemas de validadores y torniquetes de la estación San Joaquín, lo que derivó en que no se pudieran utilizar.

“Por estos hechos fue la primera querella que se presentó por la Ley de Seguridad y en virtud de ello nosotros también la vamos a deducir en la formalización al momento de hacer la calificación jurídica”, informó Barros.

Además sostuvo que “estamos trabajando con la BIPE en este caso en una serie de diligencias tendientes a poder esclarecer a los autores de estos hechos (…) la cantidad de información que hay por estos hechos es una cantidad difícil de procesar en poco tiempo y por lo tanto, estamos avanzando y trabajando en ese sentido”.

Por su parte, el Jefe de la Brigada de Investigaciones Policiales Especiales (BIPE) de la PDI, comisario Juan Pablo Pardo, explicó cómo se gestó la detención.

“Con el trabajo de inteligencia procedimos a analizar fuentes de información abiertas y cerradas logrando la identificación de este sujeto y procediendo a la detención el día de hoy”, detalló Pardo.

El jefe policial destacó que la detención se logró gracias a un trabajo profundo de inteligencia y que además se investigó en base a videos de ciudadanos aportados en forma anónima.

También reportó que el sujeto, sin antecedentes penales, hizo uso de su derecho a guardar silencio, por lo que no se sabe si pertenece a algún grupo organizado y que es materia de investigación si participó en otros ataques a estaciones del Metro.

“Estamos trabajando las 24 horas del día, los siete días a la semana, para lograr establecer la participación de los sujetos. Es más, es un delito de alta complejidad donde se tiene que aplicar técnicas investigativas y criminalísticas para poder imputarle los hechos a las personas”, agregó Pardo.

/psg