Días después de que el presidente Donald Trump anunciara la muerte de Abu Bakr al Baghdadi, este miércoles el Comando Central de Estados Unidos (CENTCOM, por sus siglas en inglés) publicó las primeras imágenes del operativo en el que fue abatido el líder del Estado Islámico (ISIS, por sus siglas en inglés), y detalló cómo fue la “arriesgada y compleja misión” llevada a cabo en la provincia siria de Idlib.

Kenneth F. McKenzie, general del cuerpo de los marines norteamericanos, mostró un corto video de apenas diez segundos en el que se puede observar el momento en que las fuerzas especiales de Estados Unidos ingresan al complejo donde se encontraba recluido el líder terrorista.

La residencia, que posteriormente fue destruida por un ataque aéreo, estaba rodeada por un muro. Días atrás, un vecino de la zona reveló que el lugar era una granja y una casa de una comerciante que vendía ganado, leche y queso.

El general norteamericano Kenneth McKenzie (Alex Wong/Getty Images/AFP)
El general norteamericano Kenneth McKenzie

“Les puedo asegurar que el plan fue significativamente más complejo que eso, y diseñado para evitar ser detectado por ISIS y otros antes y durante la ejecución, para evitar víctimas civiles”, indicó McKenzie durante su presentación de este miércoles para dar detalles del operativo.

El general norteamericano aseguró que cuando ya contaban con información confiable de que ese era el escondite de Al Baghdadi, el Ejército desarrolló “un plan diseñado para capturar o matar” al jefe de ISIS.

“Baghdadi fue objeto de un intenso esfuerzo interinstitucional para llevarlo ante la justicia, y ese esfuerzo avanzó significativamente recientemente cuando nos acercamos a su paradero”, agregó.

El sábado pasado por la noche, unos helicópteros sobrevolaron el lugar y varios comandos descendieron de las naves. Posteriormente, hubo un combate en tierra que duró unas tres horas.

Algunas de las imágenes exhibidas por McKenzie durante su exposición (@CENTCOM)
Algunas de las imágenes exhibidas por McKenzie durante su exposición

McKenzie señaló, por su parte, que previo al intercambio de disparos, las fuerzas especiales exigieron a los terroristas salir “pacíficamente” del complejo.

Luego, contó cómo fue el momento en que el líder terrorista, quien intentó darse a la fuga por un túnel, se vio acorralado por los militares norteamericanos. “Cuando la captura era inminente, Baghdadi detonó una bomba matándose a él y a dos niños pequeños”.

“Quiero dejar en claro que, a pesar de la naturaleza de alta presión y alto perfil de este asalto, se hizo todo lo posible para evitar víctimas civiles y proteger a los niños que sospechábamos que estarían en el complejo”, remarcó.

Abu Bakr al Baghdadi fue abatido el último fin de semana en el norte de Siria
Abu Bakr al Baghdadi fue abatido el último fin de semana en el norte de Siria

Una vez muerto, las fuerzas especiales de EEUU despejaron los escombros del túnel y se apoderaron de los restos de Al Baghdadi para confirmar la identidad: “El análisis rápido mostró una coincidencia directa entre las muestras y produjo un nivel de certeza de que los restos pertenecían a Baghdadi de 1 en 104 septillones”.

“Los restos fueron enterrados en el mar de acuerdo con la Ley del conflicto armado dentro de las 24 horas de su muerte”, añadió.

El cuerpo de Baghdadi fue lanzado al mar luego del operativo, una sepultura marítima elegida para evitar que una posible tumba se convierta en un lugar de peregrinación y que ya había utilizada con Osama bin Laden, líder de Al Qaeda abatido por tropas estadounidenses en 2011.

“Las personas que planearon y llevaron a cabo esta misión son profesionales callados, centrados en su misión, por encima de la gloria o el reconocimiento. Las personas comprometidas hicieron un trabajo duro y arriesgado (…) Fue un verdadero esfuerzo entre agencias, así que felicito a nuestros socios en todo el gobierno de los Estados Unidos”, subrayó el general norteamericano.

La cacería de Al Baghdadi involucró a los servicios de inteligencia de Estados Unidos, Turquía e Irak y al trabajo de campo de milicias kurdas y árabes en territorio sirio durante varios años, especialmente luego de que el “califato” creado en Siria e Irak colapsara casi por completo en 2017, tras lo cual el líder del ISIS pasó a la clandestinidad y a una vida entre escondites.

Así quedó la zona donde fue abatido Al Baghdadi; la residencia en la que estaba recluido fue destruida tras un ataque aéreo

/psg