Un festejo más que necesario. La selección chilena derrotó a Haití por 4-2, logrando su primera victoria en el Mundial Sub 17 de Brasil. El equipo de Cristián Leiva es escolta del grupo C y se ilusiona con la clasificación. No hizo una gran presentación, pero ganó y se metió en carrera, lo que tenía que hacer.

Ambos elencos llegaban con necesidad al duelo, ya que perdieron en sus respectivos estrenos. La principal novedad de la Baby Roja fue la titularidad de Gonzalo Tapia, quien ha estado resentido de la clavícula, razón por la cual no estuvo desde el inicio contra Francia. Se notó que el delantero de la UC no está al cien por ciento, pero de todos modos fue el más incisivo en el ataque nacional. Fue factor determinante para inclinar la balanza a favor del Equipo de Todos.

La Selección fue de menos a más y fue eficaz. En su primera llegada, en los 11′, hizo el 1-0. Luis Rojas golpea el balón de primera y abre la cuenta, tras un desborde del citado Tapia. Primera combinación prolija y gol, cuando era Haití el que manejaba las acciones. Veloces en ataque, pero ingenuos de mitad hacia atrás. Así eran los haitianos. En el desarrollo del compromiso, los de Leiva recién demostraron superioridad sobre los caribeños en la parte final. Eso sí, ellos hicieron aflorar dudas en la zaga nacional. Un mediocampo que le costó mucho generar juego repercutió, directamente, en que Alexander Aravena entrara poco en acción.

La igualdad llegó en los 36′, con un penal anotado por Samuel Jeanty, tras una clara falta de Tati. El VAR ratificó el cobro. No era descabellado el resultado que se estaba dando en Goiánia, porque no había superioridad de uno sobre otro. Pero la ingenuidad haitiana ayudó a Chile para que la Roja se fuera en ganancia al descanso. Fue con un autogol del central Ceneus, luego de un desborde de Tapia.

El ariete cruzado era la figura de la noche para Chile. Esto se afianzó más aún cuando anotó el 3-1, de cabeza, a inicios del segundo lapso. El problema es que la Roja no cerró el partido. El trámite fue igual de abierto. Prueba de ello fue el tanto de Jolicoeur, revisado y validado por el videoarbitraje. A un minuto del final, Haití se quedó con 10 y Tati puso el 4-2 final de tiro libre.

Claro que el resultado sirve para aumentar la confianza, no obstante lo realizado en la cancha no convence del todo, pensando en la eventual fase eliminatoria. Se deben afinar ciertas cosas en el centro del campo, para que sea más trascendente. Chile suma tres puntos en el grupo C y se jugará la clasificación este sábado ante Corea del Sur, en Vitoria.


Ficha del partido

Chile (4): J. Fierro; D. Tati (90′, B. Gutiérrez), D. González, D. Gutiérrez, C. Riquelme; D. Díaz (61′, J. Cruz), V. Pizarro; G. Tapia, L. Rojas, A. Oroz (73′, K. Sepúlveda); A. Aravena. DT: C. Leiva.

Haití (2): S. Paul; J. Geffrard, W. Ceneus, S. Jeanty, S. Guirand; F. Christophe, C. Etienne (80′, F. Herard), C. Sainte, M. Germain (73′, R. Philippe), D. Jean; K. Jolicoeur. DT: M. Perdomo.

Goles: 1-0, 11′, Rojas, define de primera tras centro de Tapia; 1-1, 36′, Jeanty, de penal; 2-1, 45′, Autogol de Ceneus, intercepta centro de Tapia; 3-1, 52′, Tapia, cabezazo luego de un córner de Pizarro; 3-2, 55′, Jolicoeur, cabezazo tras centro; 4-2, 89′, Tati, de tiro libre en la entrada del área.

Árbitro: A. Treimanis (LVA). Amonestó a Riquelme, Tati (CH); Jeanty, Geffrard (H). En los 86′, expulsa a Jeanty con doble amarilla.

Estadio da Serrinha, Goiánia. 759 personas.

/Eduardo Méndez Garín