Alberto Fernández - Jair Bolsonaro: ¿comienza el deshielo?
Alberto Fernández – Jair Bolsonaro: ¿comienza el deshielo?

(Desde SAN PABLO).-“La Argentina precisa de Brasil y nosotros precisamos de la Argentina”. La frase es de Jair Bolsonaro y revela, ante todo, que comenzó el giro hacia la normalización de las relaciones bilaterales. Con esto, el presidente brasileño parece haber enterrado sus ideas de pedir la suspensión de los argentinos en el Mercosur, pero también de que los brasileños abandonen el bloque. Este corrimiento hacia más diplomacia y menos prepotencia, sugerido hoy por el gobernante, ocurre no por casualidad horas después de que Donald Trump llamara por teléfono a Alberto Fernández para felicitarlo por su elección.

Desde luego, Bolsonaro procuró mantener algo del tono si se quiere agresivo que había disparado después del 27 de octubre, tras el triunfo electoral del candidato del Frente de Todos. Insistió: “No pienso llamarlo (a Alberto) para desearle suerte. Ni tampoco voy a ir a la asunción del mando. Si alguien del gobierno quiere ir, basta que me hable; si hubiera algún voluntario, está libre para ir”.

Esto indica que en su entorno, ya deliberan con la posibilidad de enviar un ministro, o tal vez el propio vicepresidente, general Hamilton Mourao, para estar presentes durante los actos del 10 de diciembre en Buenos Aires.

A principio de esta semana, Bolsonaro expresaba aún su falta de confort con el presidente argentino electo. Y su hijo, el diputado federal Eduardo (jefe del bloque de su partido en la Cámara Baja), llegó a publicar un Twitter con dos imágenes: una, la suya propia, con una ametralladora apoyada entre sus piernas. La otra, la de Estanislao Fernández (hijo de Alberto) vestido con ropas coloridas y maquillado. A ese mensaje nada diplomático, Estanislao le respondió con altura al agradecer al pueblo brasileño los mensajes de disculpas, por lo dicho por Eduardo Bolsonaro, y el apoyo que recibió.

/gap