La Subsecretaría de Redes Asistenciales al Congreso señaló que 24.817 personas murieron en 2016 esperando por una consulta (22.459) o una cirugía (2.358), pero descartaron que los fallecidos sean atribuibles a los servicios de salud pública.

La cifra corresponde en su mayoría a gente mayor de 65 años (18.423) y el 52.6% equivale a hombres, según recoge El Mercurio.

La subsecretaria Ana Gisela Alarcón afirmó que “la relación entre la causa de muerte y el motivo de la espera, no es posible establecerla como causalidad de manera directa, por lo que responsabilizar a la gestión de un servicio de salud por el volumen de fallecidos que posee en este ámbito resulta aún menos pertinente”.

Cabe señalar que cada hospital tiene designado personal a cargo del monitoreo de las listas de espera, cuya responsabilidad es contactar, asignar y confirmar telefónicamente a los pacientes para sus citas médicas.

Además, se registró el deceso de 237 menores, donde el que más contabilizó fue en el Metropolitano Sur Oriente con 31 casos.

/gap