El subsecretario de Transportes, José Luis Dominguez, se refirió acerca del plan de transportes que hoy enfrenta Santiago, luego de que varias estaciones de Metro se vieran quemadas entre las manifestaciones en las que se ha visto envuelto el país.

Al respecto, indicó que “afortunadamente” hoy se pudo extender el servicio de Metro para que comenzara a funcionar más temprano – es decir a las 6.30 horas – a diferencia de los días anteriores que comenzaba a las 7.00. Además de incorporar cuatro nuevas estaciones a su funcionamiento: Conchalí y Hospitales, en el sector norte de Línea 3; Rodrigo de Araya, en la zona del viaducto de Vicuña Mackenna en Línea 5 y Plaza de Armas, punto de combinación entre Línea 3 y Línea 5 en el centro de la capital.

Con esto, hay 81 estaciones habilitadas de un total de 136.

Sin embargo, indica, esto aún no es suficiente, puesto que Metro movía a la mitad de los pasajeros en Santiago.

Sobre la Línea 4 y 4A, expresa, la habilitación será más complicada, indica, pues fueron las que más daño tuvieron.

“Lo que pasa en la Linea 4 es que fueron quemadas completamente, y eso requiere meses, y cuando digo meses yo creo que fin del próximo año estarían recuperada completamente“, indicó. Con esto, agrega, se refiere a que vuelva a tener su estructura original.

Actualmente lo que se está haciendo, explica el subsecretario, es un programa de recuperación de estaciones en donde a medida que las van arreglando las están habilitando parcialmente, es decir, funciona pero por ejemplo, no cuentan con todos sus accesos.

“Hoy tenemos 7 estaciones totalmente quemadas, 18 parcialmente quemadas y 93 estaciones con daños. Solo hay 18 sin daños, entonces el trabajo que tenemos que realizar es monumental”, indica el subsecretario. “Hay que priorizar las estaciones para recuperarlas de manera provisional (…) entonces lo que vamos a hacer es que, no estando la estación completamente habilitada, vamos a hacerlas operar para poder aliviar el tráfico y que las personas puedan subirse, esto va hacer incorporado de forma gradual”.

Sobre las estaciones que se encuentran en la zona de Quilin hasta Puente Alto, explica, es una de las zonas más dañada, y por tanto, son las que más se van a demorar.

Para poder apoyar esta falta de estaciones, indica, han incorporado nuevos recorridos en buses Red a esa ruta.

Otro tema en el que están trabajando, agrega, es en la recuperación de semáforos, puesto que actualmente hay 104 cruces semaforizados apagados, y eso aumenta a la congestión vehicular.

/psg