El mercado se mostró preocupado por la publicación del último Imacec, que mostró un crecimiento muy por debajo de lo esperado en septiembre y tras el ajuste en las expectativas de crecimiento de Hacienda. En esa línea, el sector privado proyectó un menor crecimiento que la cifras del gobierno y del Banco Central hasta la fecha.

Scotiabank dijo que ante la contratracción del Imacec no minero y minería, ” nos lleva a realizar una nueva corrección en la expansión del PIB 2019 que levantamos hace pocos días al rango 1,5 – 1,8%, explicada por la poca velocidad en el margen, así como por los efectos de los recientes acontecimientos a nivel nacional y una lenta recuperación de la jornada productiva en lo que resta del año”.

Por su parte, Itaú rebajó su proyección a un crecimiento para este año. “El crecimiento más débil de septiembre junto con una esperada disminución de la actividad en el 4T19, implicaría que el crecimiento de este año se acerque al 2%, bajo el 2,2% que proyectábamos”, comentaron.

Mientras que Tanner, al ver dificultades en el transporte de las personas y un sector de comercio, no encuentra señales de una economía que muestra señales de normalidad. “Nuestra proyección de crecimiento del PIB es de 2,0% frente al 2,8% que estimábamos antes que empezara dicha situación. El principal fundamento de esta proyección es una caída del Consumo Privado de más de 1% para el cuarto trimestre”, comentaron.

/psg