Un escenario adverso y una perspectiva compleja es la que atraviesa la actividad económica. En el corto plazo, el crecimiento de septiembre de 3% se ubicó por debajo de las expectativas del mercado.

De esta manera, el tercer trimestre tuvo un crecimiento de 3,3%, por arriba del PIB del primer trimestre de 1,6% y del 1,9% que anotó el segundo cuarto del año. Entre enero y septiembre la economía acumula una expansión de 2,3%.

De acuerdo con el Banco Central, la serie desestacionalizada cayó 0,6% respecto del mes precedente y creció 2,2% en 12 meses. El mes registró un día hábil más que septiembre de 2018. Asimismo, el Imacec minero cayó 1,6%, mientras que el no minero creció 3,5%. Este último fue favorecido por el desempeño de las actividades de servicios y construcción.

Para octubre la perspectiva es mala. De hecho, el ministro de Hacienda, Ignacio Briones, adelantó que la estimación preliminar que tiene el gobierno es de un rango de entre 0% y -0,5%. El mercado, en tanto, prevé un rango de entre 0% y -1%.

Para el año en su conjunto, si bien Hacienda espera que el crecimiento del año se ubique entre 2% y 2,2%, los economistas consultados anticipan incluso que el PIB del año se sitúe bajo 2%. “La situación será completamente distinta, producto de los eventos que todos hemos conocido y que ha generado que muchas actividades estén funcionando a media máquina (…) Esto va a marcar evidentemente una disminución de la actividad económica”, señaló el jefe de la billetera fiscal.

Para llegar a 2%, el cuarto trimestre debería crecer 1%, lo que se hoy se ve lejano, con las magras perspectivas para octubre y noviembre.

Sergio Lehmann, economista jefe de Bci, apuntó que “estamos previendo un Imacec en torno a 0% para octubre. Aún estamos afinando la proyección para el último trimestre del año. Preliminarmente lo vemos en torno a 1,5%”.

Para noviembre, las perspectivas preliminares tampoco son auspiciosas. De hecho, Santander prevé que “en noviembre se observará una caída interanual aún mayor solo por el hecho de que la base de comparación es más exigente. Así, el Imacec de este mes podría rondar el -1% o incluso algo menos”.

Perspectivas 2020

Dado este nuevo escenario, las proyecciones para el próximo año también se comenzaron a corregir. Si antes del estallido social, el consenso del mercado se situaba en 3%, ahora se redujeron a 2,5% promedio, aunque algunos expertos no descartan que el crecimiento esté bajo 2%, influido principalmente por el impacto que sufrirá la inversión y el consumo.

Sergio Godoy, economista jefe de Tanner, afirmó que “en el corto plazo la variable más dañada es el consumo privado, que está siendo afectado por la fractura de las cadenas de distribución, el cierre del retail, el miedo entendible de volver a consumir y el empleo funcionando a media máquina, pero también para 2020 nuestra principal preocupación es la inversión”.

Trayectoria de la TPM

Hasta ahora, se mantiene la perspectiva de que el Banco Central bajará una vez más la tasa de Política Monetaria (TPM) en diciembre llevando así a 1,5%, pero el escenario hacia adelante es más incierto, por lo que no se descarta que pueda haber una política más expansiva. “Es posible que la tasa llegue a 1,25% dado el nuevo escenario y la baja trayectoria de la inflación”, añadió Tomás Flores, economista de LyD.

Expertos realizarán nuevo cálculo del PIB tendencial

Hasta hoy tienen plazo los integrantes del comité de expertos del PIB tendencial para entregar su revisión del PIB tendencial. Esto luego que el ministro de Hacienda, Ignacio Briones, les solicitara realizar un nuevo cálculo debido a los efectos que la crisis social pudiera tener en el crecimiento de largo plazo. “Nuestra lógica es sincerar a la brevedad y lo mejor posible las cifras fiscales, las proyecciones de crecimiento para el próximo año y también de largo plazo, de forma tal de hacernos cargo de los impactos que esta situación está teniendo”, sostuvo Briones. En esa línea, agregó que en la discusión del Presupuesto 2020 también se busca trabajar con esa perspectiva. El proyecto de ley de Presupuestos ingresó con un PIB tendencial de 3%. Se espera que se corrija a la baja.

Minera Luksic baja proyección de producción de cobre

Antofagasta Minerals (Amsa), del grupo Luksic, advirtió ayer de un mayor impacto en su producción anual por las protestas en el país, con una reducción estimada de unas 10.000 toneladas versus las 5.000 pronosticadas previamente, al tiempo que dijo que todas sus minas estaban de nuevo completamente operativas.

La compañía indicó que espera ahora una producción anual de cobre de entre 750.000 y 770.000 toneladas, comparado con la previsión anterior de entre 750.000 y 790.000 toneladas.

La minera opera cuatro yacimientos en el país y emplea a cerca de 19.000 personas.

/psg