El presidente Sebastián Piñera anunció hoy un programa de medidas para las pymes como adelantar el pago de facturas, facilidades en plazos de obligaciones tributarias y donaciones por parte de grandes compañías, entre otras, enfocado en las empresas que han sido afectadas por daños asociados a las protestas que estallaron en el país hace más de dos semanas.

En una declaración en el palacio de La Moneda, Piñera indicó que las medidas se orientarán a 6.800 micro, pequeñas y medianas empresas que generan unos 40.000 empleos, para que “puedan recuperar su capital de trabajo” y operar nuevamente.

El plan busca “ayudar y apoyar a que estos emprendedores puedan volver a ponerse de pie y reiniciar sus actividades económicas”, señaló.

El mandatario dijo que lo primero será anticipar el pago, a un máximo a 30 días, de las facturas de las pymes, lo cual entrará en vigencia 90 días después de la aprobación del Proyecto de Ley que enviará el gobierno esta semana al Congreso. “Adicionalmente, estamos impulsando una campaña para que el Estado y las grandes empresas paguen en forma anticipada, y ojalá inmediata las facturas a las Pymes durante este período de emergencia”, señaló.

Asimismo, indicó que se ha acordado con el sector financiero planes extraordinarios de reprogramación y flexibilización, nuevos créditos para capital de trabajo y agilización del cobro de seguros, en beneficio de las pymes afectadas.

También se contempla el otorgamiento de facilidades en el cumplimiento de las obligaciones tributarias de las Pymes, a través de mayores plazos para declaraciones de IVA, reconocimiento tributario de pérdidas de inventarios, reavalúo fiscal de inmuebles, para disminuir pago de contribuciones, y exención de multas por pérdida de documentos contables.

Piñera recordó que el Ministerio de Economía, junto a Corfo y Sercotec, han elaborado un catastro de Pymes siniestradas para “ir en su ayuda con subsidios, préstamos y garantías blandas”, beneficiando a las 6.800 que fueron identificadas.

Además, la Superintendencia de Insolvencia y Reemprendimiento prestará asistencia y asesoría profesional gratuita a las Pymes afectadas y se lanzará una campaña comunicacional “Elijo Pyme” para fomentar las compras a las Pymes y así facilitar su recuperación y desarrollo.

Por último, y tal como ocurrió luego del terremoto del 27 de febrero de 2010, dijo que pronto se enviará un proyecto de ley para facilitar las donaciones que empresas y personas quieran hacer a las pymes siniestradas.

/psg