En medio de las negociaciones que desde el fin de semana mantiene el Gobierno con la oposición, este martes y por más de tres horas permanecieron reunidos los senadores de centroizquierda con los ministros Gonzalo Blumel (Interior) e Ignacio Briones (Hacienda) y el ahora subsecretario de Desarrollo Regional, Claudio Alvarado.

La idea fue intentar sellar un acuerdo sobre las reformas tributaria y de pensiones que se tramitan en el Congreso y que tras la crisis social que estalló en Chile sufrirán modificaciones, según lo anunció el Presidente Sebastián Piñera.

En ese sentido, ambos secretarios de Estado prefirieron ser cautos y resaltaron que en ambos proyectos aún faltan algunos puntos por definir, pero destacaron los avances que hay hasta ahora.

Pensiones

El titular de Interior informó que en materia de pensiones se apuntará a abordar “lo más relevante” y para eso se mantiene sobre la mesa la idea de presentar una ley corta que avance con mayor rapidez que la reforma que hoy está en el Parlamento.

“Si para llegar a un acuerdo es necesario presentar una ley corta o una reforma acotada para poder resolver lo más urgente y después poder abordar los temas mas de fondo, también tenemos disponibilidad”, dijo Blumel quien insistió en que si las negociaciones con la oposición apuntan a una ley corta “así lo vamos a hacer”.

En esa línea el ministro agregó que en esa iniciativa se considerará “aumentar las pensiones básicas, las pensiones del pilar solidario y las pensiones de la clase media que están en en el pilar contributivo”.

Tributaria

En tanto, sobre la modernización tributaria, Blumel indicó que “hemos reorientado y reenfoncado el proyecto. Ya se había planteado que la reintegración se revisaba, estamos también fortaleciendo la progresividad, incorporando nuevas fuentes de recaudación de forma tal de cumplir estos objetivos de poder financiar la agenda social, la reconstrucción (del mobiliario y las pymes) y también darle a nuestro país mayores fortaleza para el crecimiento”.

Su par de Hacienda detalló que “hay buena disposición de ambas partes”, pero aún existen elementos en los que no hay acuerdo, aunque resaltó que “hemos logrado limar asperezas en el camino”.

Sobre eso explicó que se aclaró que la reintegración está desechada y “se abandona en los términos propuestos”, señalando que “tuvimos larga discusión respecto a cómo hacernos cargos de las pymes que quedaban en un mundo semi- integrado”. De todos modos, prefirió no dar un plazo para la presentación de indicaciones ya que aseguró que éstas llegarán “una vez que tengamos un marco de entendimiento”.

Consultado sobre si es que se van a considerar impuestos a los “súper-ricos”, el ministro Briones afirmó que “se van a incorporar efectivamente”. “La modalidad la van a conocer prontamente”, apuntó.

/psg