Un reciente estudio titulado “La evidencia de Planck de un universo cerrado y una posible crisis para la cosmología” y publicado en la revista Nature Astronomy sugiere que el universo podría tener forma curva y cerrarse sobre sí mismo como una esfera, en lugar de tener forma plana como se ha establecido a través de años de estudios.

Para llegar a esta conclusión, los científicos se han basado en los datos de la radiación de fondo de microondas (CMB, por sus siglas en inglés) —comúnmente conocida como el eco del Big Bang— recopilados por el telescopio espacial Plank de la Agencia Espacial Europea (ESA, por sus siglas en inglés).

Según la información estudiada, los científicos han encontrado una anomalía en la CMB que respalda la idea de un “universo cerrado”. Para entender el modelo sugerido, el cosmólogo de la Universidad de Roma La Sapienza y coautor del estudio, Alessandro Melchiorri, explica que si un fotón viaja lo suficientemente lejos en una dirección, en algún momento regresaría al punto de inicio.

Esta idea se contrapone a la teoría que la mayoría de expertos apoyan, la de un universo plano, que se extiende sin límites en todas las direcciones. Melchiorri ilustra la diferencia entre un universo plano y uno cerrado, haciendo referencia a una “sábana estirada” y un “globo inflado”.

La radiación de fondo de microondas (CMB)
Según los científicos la CMB es la evidencia sólida de la teoría del ‘Big Bang’, que se describe como el “fondo de pantalla” de la gran explosión. Es una forma de radiación electromagnética que se extiende por todo el universo.

Melchiorri ha señalado que la interpretación de su equipo no es concluyente: “No quiero decir que crea en un universo cerrado […] lo que creo es que ahora hay una discrepancia, que tenemos que tener cuidado y tratar de encontrar qué es lo que produce esta discrepancia”. De acuerdo a los cálculos, que apuntan a un universo cerrado con un 99,8% de confianza, los investigadores entienden que estos resultados no se deben a una coincidencia; sin embargo esperan recabar datos más precisos que permitan confirmar su teoría.

Se necesitarán más mediciones para esclarecer esta si las discordancias observadas se deben a un proceso físico no registrado o corresponden a una simple fluctuación estadística.

/psg