La ANFP programa el regreso del fútbol para el 15 de noviembre. La determinación se adoptó esta tarde. Durante toda la jornada, la entidad que preside Sebastián Moreno estuvo reunida con los presidentes de los clubes del fútbol nacional para abordar la conveniencia de retomar la actividad en el escenario de convulsión social que atraviesa el país.

Ayer, el Sindicato de Futbolistas Profesionales había resuelto no volver a jugar este fin de semana. La entidad que preside Gamadiel García consideró que aún no estaban las condiciones para volver a la competencia y que incluso los clubes se verían afectados en la programación de sus actividades y en la logística que debían implementar para la organización de los encuentros o para los eventuales viajes que implicara disputarlos. “Hemos tomado la decisión de no jugar este fin de semana, principalmente porque adherimos a las movilizaciones sociales desde el primer día y, bajo las actuales circunstancias, no podemos estar ajenos al dolor y sufrimiento de muchos compatriotas”, declaró García. Esa determinación fue una respuesta a la disposición que habían mostrado el gobierno, a través del intendente metropolitano, Felipe Guevara, y el propio Moreno, en el sentido de reanudar el Campeonato.

La reprogramación contempla poner al día poner al día la Primera B y la Segunda División entre el martes 12 y el miércoles 13. Ambas categorías tienen tres encuentros pendientes cada una.

Rodrigo Robles, gerente de ligas profesionales, aseguró que el certamen retornará la próxima semana, el 15 de noviembre. La idea, en tanto, es cerrar el certamen a mediados de diciembre: “El torneo estaría terminando el 15 de diciembre. No me atrevería a decir que no es una fecha flexible, pero la idea es que sea el 15 de diciembre. La vuelta del torneo sería este fin de semana y será la fecha 11 de la segunda ronda”, señaló. Mañana, en tanto, la ANFP tiene contemplada una cita con Estadio Seguro, Carabineros y la Intendencia para confirmar el regreso del certamen local.

En relación a la Copa Chile, el funcionario de Quilín detalló que la prioridad es terminar el torneo nacional. “La Copa Chile, como el presidente Moreno lo detalló hace un par de días, no es que pierda valor o se deje de lado, pero lo que se va a priorizar es el termino del torneo. Si las fechas nos van acompañando, si la situación del país nos permite, inmediatamente terminando ese torneo se verá la Copa Chile”, señaló Robles.

Los clubes, en cambio, estaban divididos. Los grandes querían volver este fin de semana y los de colonia, Unión Española, Audax Italiano y Palestino, por ejemplo, se mostraban dispuestos a afrontar la jornada con juveniles. Otros, como Iquique y Barnechea, se mostraron dispuestos a no jugar, incluso bajo el riesgo de perder los puntos.

Por esa razón, la ANFP citó a la reunión de hoy, con el afán de alcanzar un entendimiento. A la salida de la cita, varios dirigentes tomaron la palabra. Entre ellos, el timonel de Colo Colo, Aníbal Mosa: “Si siguen las cosas como se están dando, esperamos tener el torneo de vuelta la próxima semana. Nos han dicho que tanto el Gobierno como las distintas autoridades han garantizado la seguridad. Sería partir el próximo fin de semana, estaríamos jugando frente a Católica. Lo que más nos interesa es la seguridad y la tranquilidad con la que podamos desarrollar esta actividad”, comentó Mosa.

Sobre las semifinales de la Copa Chile, el directivo albo apuntó que hubo una reunión entre los cuatro equipos involucrados (Colo Colo, la U, la UC y Unión Española). “Podría jugarse a fines de diciembre”, cerró.