El Fiscal Nacional Jorge Abbott designó al fiscal jefe metropolitano Occidente, José Luis Pérez Calaf, como el persecutor a cargo de indagar la querella presentada en contra del Presidente Sebastián Piñera y de quienes resulten responsables, por presuntos delitos de lesa humanidad cometidos a partir del Estado de Emergencia decretado el 19 de octubre.

El libelo de 34 páginas interpuesto por 16 abogados, entre ellos, Ramiro Gutiérrez Acuña (27), hijo del diputado comunista Hugo Gutiérrez, y Washington Lizana, exdefensor de Mónica Caballero, absuelta en el caso bombas, acusa que desde el 19 de octubre las Fuerzas Armadas y policías habrían cometido, al menos, nueve tipos de delito.

En el día de ayer el Séptimo Juzgado de Garantía de Santiago declaró la acción judicial como admisible, tras lo cual Abbott debía dar el paso siguiente, es decir, nombrar a uno de los fiscales regionales del Ministerio Público para indagar los hechos denunciados.

Entre las diligencias solicitadas por los 16 abogados que suscriben la querella se encuentra citar a declarar al exministro del Interior, Andrés Chadwick; al general director de Carabineros, Mario Rosas; al general de Ejército y exjefe de la Defensa Nacional, Javier Iturriaga, entre otras autoridades.

/psg