El Séptimo Juzgado de Garantía determinó dejar con arresto domiciliario nocturno a Humberto Tapia, mayor de la 4º Comisaría de Carabineros que fue formalizado este jueves por el delito de apremios ilegítimos.

Tapia fue detenido ayer por personal de la Brigada de Derechos Humanos de la PDI luego que la Fiscalía Centro Norte iniciara una investigación por los hechos ocurridos durante la tarde del martes en el Liceo 7 Teresa Prats de Santiago.

El uniformado, que está bajo sumario administrativo, fue acusado de participar en la intervención que realizó Carabineros al interior del recinto, luego que se realizaran disparos para intentar evitar una toma. El hecho dejó a dos estudiantes heridas con perdigones.

De hecho, según se informó en la audiencia, el mayor sería quien realizó el disparo del cartucho de perdigones. Según los antecedentes, habría disparado hacia el suelo y al rebotar hirió a las liceanas, lo que deberá ser corroborado en la investigación de rigor.

Para la Fiscalía, el mayor abusó de sus funciones al actuar de esa forma, por lo que lo acusa de apremios ilegítimos causando lesiones menos graves. Si bien las heridas de las adolescentes son leves, se eleva en un grado la lesión porque las víctimas son menores de edad.

El ente persecutor también tomó declaración a un capitán de Carabineros que participó del procedimiento, quien dijo que portaba una granada lacrimógena que no usó considerando el contexto de la manifestación. Por ello, Fiscalía argumentó que el uso de la escopeta por parte del mayor no era necesario.

Al final de la audiencia, el tribunal determinó dejarlo con la medida cautelar de arresto domiciliario nocturno durante los 180 días que dure la investigación, más arraigo nacional, prohibición de acercarse a las víctimas, al Liceo 7 y la 4º Comisaría de Santiago.

El tribunal determinó que el rostro de Tapia no puede ser exhibido durante la audiencia, instancia en la que el Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH) se sumó como querellante.

/psg