El fútbol nacional puede volver la próxima semana. La condicionalidad de la frase está dada, naturalmente, por la contingencia que afronta el país producto del estallido social. La ANFP pretende que se retomen las competencias, los clubes comparten la idea y los jugadores acceden. La gran pregunta está relacionada con las condiciones de seguridad para los espectadores.

En ese sentido, el jefe del plan Estadio Seguro, Cristóbal Lladser, abordó la opción de que vuelva la actividad. “No voy a entrar en el tema de la programación, porque, legalmente, eso le corresponde a la ANFP. Hay muchos partidos que son complejos, más allá del clásico, pero eso es algo que se conversó, que se evaluó y que se va a seguir evaluando día a día”, sostiene en primera instancia.

Luego añade una condición casi indispensable. “La idea es terminar con luz día la gran mayoría de los partidos”, sostiene.

También se refiere a la posibilidad de reducir los aforos. “No somos nosotros quienes definimos si se reducen o no los aforos. Acá es súper importante aclarar que el sistema funciona a partir de que la ANFP entrega la programación. Los diversos clubes van a tener que presentar sus propuestas a las intendencias y gobernaciones. Cada una, de acuerdo a su realidad, va a intentar gestionar esos partidos de la mejor forma. El criterio general es, ojalá, no bajar los aforos, limitar lo menos posible ese tema, pero vamos a estar sujetos a la contingencia”, enfatiza.

/Eduardo Méndez Garín