El ministro de Hacienda, Ignacio Briones, aplaudió hoy el acuerdo tributario con senadores de oposición e insistió que un nuevo impuesto a las viviendas más caras apunta directamente al 1% más rico del país y no a la clase media.

Anoche, senadores de la oposición, del oficialismo y Briones anunciaron que firmarán un protocolo de acuerdo para una reforma tributaria que recaudaría más de US$ 2.000 millones, y que en términos generales elimina la reintegración del sistema tributario y crea un esquema para gravar a los grupos de más altos ingresos.

El punto principal del acuerdo es que se cobrará un sobretasa de 0,075% a viviendas de más de $400 millones de avalúo fiscal, es decir unos $ 800 millones en valor comercial. El proyecto considera personas naturales y jurídicas y se consolida en un mismo RUT.

“El sector más rico de este país tiene el convencimiento profundo que es de clase media y eso es parte del problema que tenemos. Esas propiedades que estamos apuntando forman parte del 1% de propiedades de mayor avalúo y forman sin duda parte las personas que están en el 1%, 0,5%, 0,1% más rico de este país”, explicó Briones en Radio ADN.

“Una casa de $ 800 millones no es de clase media. La gente no es tonta”, agregó el economista, quien además remarcó el énfasis que habrá en la fiscalización para evitar evasión.

Fiscalización y uso de drones
Más tarde, en conversación con un matinal de televisión, el secretario de Estado dijo que se debía fiscalizar más en esa área. Ello por la evidencia de que existen contribuyentes de bienes raíces de alto patrimonio que no estarían pagando las contribuciones que legalmente les correspondería por las características de su propiedad, por tratarse, por ejemplo, de sitios clasificados como agrícolas, pero que están ubicados en zonas urbanas.

“Primero hay que hacer un muy buen catastro de las propiedades. Hoy día hay tecnología que te lo permite, pensemos simplemente en lo que puede hacer un dron. Acá todos tenemos que pagar lo que corresponde. Que el que tiene más, de verdad pague más, y el que tiene menos, que pague menos”, señaló en Bienvenidos, de Canal 13.

Briones dijo a ADN que se optó por la opción a las viviendas más caras y no por un impuesto en el patrimonio porque “suena súper bien en el papel, pero es tremendamente complejo en la práctica” y mencionó que los países que han implementado lo han devuelto”.

Además, se limitará el uso de las empresas con pérdidas (PPUA), estableciendo una gradualidad en su aplicación.

Entre otros puntos, se establecerá un sistema para que las pymes con menos de 75 mil UF de ventas puedan ingresar al régimen especial pro pyme y no sigan en el régimen semiintegrado. Y se mantendrán aspectos del proyecto original como la depreciación instantánea; la aplicación de la boleta electrónica; impuestos a las plataformas digitales, entre otros.

/psg