En esta columna, expondré desde distintos sucesos, como se nos representa esta Miseria de la Comunicación en nuestros Mass Media. En una de  mis columnas, intitulada Defecto Socialmente Modelado, https://www.radiosantiago.cl/archivo/5297   dije, entre otras cosas, en el punto número uno y dos, que:

HOY EL VALOR DE LA DIGNIDAD Y HONRA DE UNA PERSONA VALE:

  1. La sumatoria de la cantidad de diarios que quiero vender;
  2. De los telespectadores que se pelean las cadenas para mantener la sintonía y los auspicios.

DE LA PELEA POR LA SINTONÍA EN TV

Desgraciadamente, los sucesos ocurridos en estas semanas me han dado la razón, sobre todo, referente al  puntos dos, donde afirmaba que el valor y la dignidad de una persona vale lo que tratar de ganar a los telespectadores para mantener alta sintonía y por ende, los auspicios deba perpetrar cada medio.

Hemos visto como desatinada e irracionalmente, el programa “familiar”, de horario para todo telespectador de Canal 13 TV, “Bienvenidos”, para informar algo “distinto” y tener la “primicia”  de la biografía de la víctima, violando sus derechos constitucionales ha divulgado hechos absolutamente privados, a los que no me voy a referir, caso contrario, en un acto propio de la esquizofrenia de este mundo, caería en el mismo ilícito, bajo la excusa  de que en  defensa de los derechos de esta persona, entrara a relatar y seguir divulgando los hechos en cuestión.

Sus excusas, la de los animadores  son absolutamente inválidas ya que todo apunta a que estaba pauteado, puesto que, había profesionales para comentar los hechos en cuestión y todos sabían el material que iba a salir al aire.

LA DIGNIDAD HUMANA

Lo que más indigna, es el irrespeto a los seres humanos que coexisten detrás de estas historias. Nuestro análisis se basa en el supuesto que todos o la mayoría de los partícipes son cristianos y/o católicos, y que por lo mismo, deben ser consecuentes en cuanto a la ideología que dicen o pretenden comulgar.

Sin embargo, sabemos que la realidad dista mucho de ello, tal como queda representada en las películas The Insider , (El informante),  basada en una historia real sobre un episodio de CBS 60 Minutes en 1994, sobre las malas prácticas en la industria tabacalera, y en la película Erin Brockovich (2000), quien descubre por casualidad que se está tratando de encubrir un fraude de contaminación de agua, que está causando enfermedades mortales, cáncer entre ellas, a los cercanos a las instalaciones de Gas y Electricidad del Pacífico.

Hecha nuestra introducción, vamos a cotejar a partir de  los documentos de Puebla: III Conferencia General del Episcopado Latinoamericano, lo que estos nos dicen respecto a la dignidad humana, esa que todos señalan defender:

DEFENSORES Y PROMOTORES DE LA DIGNIDAD

La dignidad humana, valor evangélico.

“Esta dignidad es conculcada, a nivel individual, cuando no son debidamente tenidos en cuenta valores como la libertad, el derecho a profesar la religión, la integridad física y psíquica, el derecho a los bienes esenciales, a la vida… Es conculcada, a nivel social y político, cuando el hombre no puede ejercer su derecho de participación o está sujeto a injustas e ilegítimas coerciones, o sometido a torturas físicas o psíquicas”.

¿Dónde están estos valores representados en nuestra sociedad, en nuestros programas televisivos, radiales , en suma en los Mass Media? ¿Dónde está el respeto por la dignidad humana? si en la realidad:

  • Rebajamos;
  • Descontamos;
  • Degradamos a diestra y siniestra;
  • Mentimos a nuestros “seguidores” sobre ciertas personas según conveniencia;
  • Hablamos sandeces, dislates, mostrando cero respeto, por el lector, oyente o telespectador e incluso por el invitado de turno. Esto queda en evidencia, al interrumpir cuando el profesional invitado está diciendo lo más importante, pero, en su ignorancia, creen que lo inteligente es hacer una nueva pregunta.

Recuerdo a una conductora de televisión, a quién conozco profundamente, preguntando a un invitado, ¿Pero, de guata que nos puedes decir? A lo que el invitado contestó, de guata no puedo decir nada, solo responder desde la ciencia; ella, “inteligentemente vuelve a inquirir”, ¿Pero, insisto, así de guata que puedes decirnos?, el invitado, ya molesto afirma, “ya te dije, de guata no puedo responder tu pregunta, sólo lo que se sabe científicamente al respecto”

Si ya Gramsci se refería a los periodistas como  esos pseudointelectuales, concepto al cuál me sumo en términos generales, debemos inferir ¿en las manos de quienes estamos?

Si los “líderes de opinión”, algunos o la mayoría, juzgue usted,  son personas preocupadas de su apariencia física, de los aspectos mas superficiales de la existencia;  que fueron estudiantes “normales”, o menos que eso, y que por su personalidad histriónica, léase, su necesidad de exhibirse, han buscado estar todos los días ante nosotros y fueron escogidos por factores en dónde, ni  la inteligencia, la capacidad analítica o el conocimiento fueron los que determinaron su designación para cumplir este supuesto rol de líderes de opinión, la resultante es fácil de deducir, la tenemos a la vista.

La distorsión de esta miseria de la comunicación humana llega a hechos  tan graves,  como suponer que me valorizo como ser humano según la cantidad y la fama de los hombres con los cuales tuve sexo, no amor; que la cantidad de veces que liberé mis arcaísmos de celos y destrucción del otro públicamente es lo que me hace valioso para la sociedad que integro. En todo esto, de dignidad humana no hay rastros y estos son los arquetipos que les mostramos a la sociedad, a la juventud, volviéndola cada vez mas psicopática, que es la antítesis del altruismo, de los valores y la empatía.

VISIONES INADECUADAS DEL HOMBRE EN AMÉRICA LATINA

Visión determinista

La Iglesia Católica, mediante los documentos de Puebla, ha dado a conocer su visión del hombre latinoamericano cuando dice:

  1. “No se puede desconocer en América Latina la erupción del alma religiosa primitiva a la que se liga una visión de la persona como prisionera de las formas mágicas de ver el mundo y actuar sobre él. El hombre no es dueño de sí mismo sino víctima de fuerzas ocultas. En esta visión determinista, no le cabe otra actitud sino colaborar con esas fuerzas o anonadarse ante ellas, de aquí la práctica de la hechicería y el interés creciente por los horóscopos en algunas regiones”.

LOS HORÓSCOPOS Y LAS PREDICCIONES DE FUTURO.

Colegiré en este análisis de la miseria de la comunicación humana, que con la presencia de brujos, visionarios, expertos en signos zodiacales, y tantos otros en los medios de comunicación, impedimos el desarrollo del pueblo, manteniéndoles ignorantes, prisioneros de los supuestos designios de los dioses y de las fuerzas ocultas del destino, en un pre-determinismo o determinismo que es precisamente la contradicción del Libre Albedrío otorgado para los creyentes por Dios al hombre, que es la base en la que descansa la libertad del hombre, su posibilidad de construir su devenir.

HECHOS GRAVES, GRAVÍSIMOS

Estaba en España, en el hotel descansando luego de mi jornada de la Universidad donde cursaba mi Master en Psicología del Deporte. Sintonicé un  programa de conversación en la televisión, con cinco o seis invitados. Poco a poco, todo va girando en torno a un personaje, mujer, que se atribuía la capacidad de predecir, unir parejas, eliminar males, es decir, una mentalista.  Se da una conversación y pugna cada vez más subida de tono entre esta “bruja” y un sacerdote, más bien un teólogo por una parte, y las denuncias directas telefónicas, y/o grabadas contra el personaje en cuestión, (la “bruja” ) por parte de los telespectadores. Dos momentos claves fueron:

1.- Las denuncias por estafa, ya que nada de lo prometido se había cumplido. Eran muchas, y por altas sumas de dinero, y

2.- Que en un momento, esta “bruja”, mentalista, se levanta y en un arrebato de ira, abofetea delante de millones de telespectadores, con todas sus fuerzas al sacerdote, acusándole de estafador, ya que le dice que el promete cosas que no puede cumplir, y que engaña a la gente con Dios para prometer muchas cosas y obtener dinero.

¿QUÉ IMPORTANCIA TIENE ESTE HECHO?

Años mas tarde, en Chile, veo la promoción del programa conducido por Pedro Carcuro, “De Pé a Pá” y me encuentro con que está anunciada esta “bruja”, como la Mentalista número uno de España. Con plata de todos los chilenos, -una vez más supongo que los directores, conductor, productor saben que todo es falso-, (y que además, han averiguado el prontuario de esta señora), traen a una embaucadora para ser presentada con bombos y platillos. No es ni era  la mentalista número uno de España,  mas bien, un personaje públicamente denunciado, con causas con la justicia española por estafa.

LA VALIDACIÓN CONSENSUAL

“ES ALGO MUY MALO, NOS ESTÁN ATACANDO”

“Esto es impresionante”. Doy fe absoluta de que están pasando cosas y que el ente que está acá́ no es bueno”.

Así titulaba y hacía la bajada el suplemento de un diario capitalino, validando junto a un canal de televisión, Megavisión, los sucesos y los dichos de una médium, por una  casa supuestamente dominada por un ente malvado y perverso que se adueño de ella.

¿Por qué este ejemplo? Con él quiero graficar algo muy peligroso en nuestros medios:

LOS BRUJOS NUESTROS SON LOS BUENOS LOS OTROS LOS ESTAFADORES. La validación del discurso de mi brujo, de mi médium, del que me da sintonía es irrefutable. ¡Que peligro, que irresponsabilidad.! De repente son toda una autoridad, validada por los medios, más bien, por el medio que me acoge. El lema es: “tu comentas , explicas, revelas, yo te avalo, nosotros te avalamos”. La frase doy fe, coloca de inmediato a esa persona en posición de autoridad, de experta y que todo es verdad.

“La realidad está definida con palabras. Por lo tanto, el que controla las palabras controla la realidad”. Gramsci.

Los estudios demuestran que en Chile, si salió en la televisión, entonces es cierto, es válido, es verdad.

La sirena vestida y arropada en ondas electromagnéticas que llevan el discurso encantador, seductor, validado por el sentido común, la ignorancia y las creencias primitivas de los conductores y productores, o con el agravante, de que saben que no es verdad, pero vende. “El hombre habita en sus creencias” Sforzini

Todos participamos de esta neurosis colectiva, aceptando sin más, como verdaderas, las conexiones con seres de  ultratumba, que quieren dar mensajes a los que están vivos, necesitando para ello, seres especiales, con poderes otorgados por Dios para hacer el bien. En otros programas, en los mismos canales o en la competencia, persiguen a otros que dicen hacer lo mismo, los graban, les preparan “trampas” para que caigan en renuncios y contradicciones y son denunciados. ¿Qué nos pasa? ¿Quiénes están detrás de estas  opiniones? La validación ¿es desde la racionalidad científica, lo dialéctico o desde el  sentido común?

LA HIPNOSIS  Y LAS REGRESIONES A VIDAS PASADAS

Como una forma de demostrar la incoherencia ideológica de los medios y de quienes deciden realizar y validar, horóscopos, sesiones de espiritismo, predicciones , (lo que significa que está todo predeterminado), y que por otra parte, se dicen cristianos o católicos, les recuerdo que para esta religión : “somos únicos e irrepetibles”.

Por otra parte, citando nuevamente a los Documentos de Puebla y sus conclusiones respecto las Visiones Inadecuadas del Hombre , citamos:

“Se agrega a veces, la creencia en la reencarnación por parte de los adeptos de varias formas de espiritismo y de religiones orientales”.

Existe entonces, otro tema del cual no puedo dejar de referirme, y este no es otro, que el referente a las regresiones a vidas pasadas, siendo lo más delicado, no lo que ofrecen quienes la hacen y creen en ella, si no , insisto, en la validación sin cuestionamientos  de nuestros Mass Media, prestándose y relatando inclusive, en primera persona la experiencia de haber ido a su vida anterior.

La regresión implica la solución de problemas  sustentados en:

1.- La aceptación tácita de la reencarnación como un hecho real

2.- Que los problemas , conflictos y enfermedades del ser humano en su presente, corresponderían a dramas y situaciones no resueltas en vidas pasadas

3.- Que todas las teorías y estudios de la conducta humana, el psicoanálisis, las neurociencias, la neurología, la psiquiatría, la neurofisiología, etc., no tienen ningún sentido ni veracidad, ya que todo estaría en las vidas pasadas.

4.- Que todos los seres humanos pueden alcanzar tal estado de trance hipnótico que les permitiría lograr la regresión.

Las investigaciones sobre la conducta y el cerebro humano, nos dicen que los factores que determinan nuestros comportamientos, conflictos y enfermedades obedecen a  contextos bien definidos:

  • La herencia
  • El medio ambiente
  • Factores idiosincrásicos
  • Las “lecturas, influencias e inferencias que hacemos de los factores antes mencionados.

Estadísticamente sabemos que las personas que superan sus conflictos psicológicos se debe a la aplicación de psicoterapias exitosas y/o a la combinación de estás con psicofármacos administrados oportuna y adecuadamente por un psiquiatra y no derivadas de regresiones, que extrañamente casi todas refieren  a la época de los griegos y romanos.

Por otra parte, con una experiencia de más de cincuenta años en Hipnosis, y haber formado parte de la Sociedad Chilena de Parapsicología e Hipnosis, sociedad que se abrió al público general por un corto período en la década de los setenta, de la cual llegué a formar parte y dirigir la Comisión de Hipnosis; y, por otra, como co-fundador junto a mi gran amigo, Profesor, Hipnólogo y Periodista José Luis Recart, QEPD., del Centro Médico y Primer  Instituto de  Estudios Psíquicos e Hipnosis Clínica de Chile, puedo decir que sólo el 20% de la población logra alcanzar el trance adecuado y suficiente que les permita una verdadera regresión, que recibe el nombre técnico de vivificación. Por lo tanto, de cada cien personas que se hipnotizan, sólo veinte lograrán un trance que permita una verdadera regresión, eso es , desde el conocimiento que tenemos hasta ahora de la hipnosis. El resto, el 80% que paga por una regresión… ¿¿¿???.

Cuando me refiero a regresión, estamos hablando del viaje que puede hacer una persona a distintos momentos de su existencia, buscando experiencias traumáticas, pero, todo ello, dentro del margen de ésta vida. Todo lo relacionado a vidas pasadas, corresponde ya a una creencia, no ha hechos admitidos como reales.

En síntesis, cuando hablamos de regresión a vidas pasadas, estamos validando creencias de otras religiones, de otras culturas, en un acto transcultural, sin ninguna otra validación que la creencia.

Más aún, se ha llegado a teorizar, que desde el punto de vista clínico, se produce una relación neurótica entre el operador y el sujeto, donde ambos buscan, en la distorsión de la creencia, una solución que es más bien paliativa que curativa.

LA PROMOCIÓN DE LAS FANTASÍAS SEXUALES

Otro de los sucesos que acontecen en nuestros Mass Media, y que revisten una gravedad no  ponderada, dice relación a la sexualidad humana. Es común ver como los nuevos sexólogos, (debo aclarar con orgullo, que fui el Pionero con mi Escuela para Padres en Radio y Televisión y en la Corporación Arrau, en realizar programas sobre la sexualidad humana, en los comienzos de los ochenta), nos hablan de sexualidad de la pareja, reduciéndola al acto genital, no al acto sexual como la comunión del deseo junto al sentimiento que transforma un acto puramente mecánico y reproductivo, en un acto amoroso, pleno, de verdadera comunión entre dos personas que quieren ser amantes en la más plena extensión de si mismos, y que para ello, deben ser amantes no sólo sexuales, también deben ser amantes en el plano psico-emocional.

Me gustaría saber, que sentirían ellos o sus parejas, si para alcanzar el orgasmo, cada cual tuviera que fantasear con otra persona. Se supone que el otro, el que elegí y el que me eligió es la fuente primera y última de mi erotismo y sentimientos; en ella quiero estar y depositarme, a ella la quiero recibir en cuerpo y alma. Un tercero, aunque sea en la fantasía, es un cortocircuito, es rebajar el acto amoroso a un acto mecánico, sin intimidad, sin complicidad, sin sentimientos. La frase de fundamento a tamaña destrucción de la verdadera intimidad, está apoyado en: “Le hace bien a la pareja”.

La respuesta nuestra es, no es verdad, la destruye , la priva de la trascendencia como tal. Nuevamente, los Mass Media, a través de sus conductores, cuando participan de todo esto, parecen entes, sin opinión personal, acríticos, asintiendo frente y ante todas las barbaridades que desfilan durante tres o cuatro horas ante ellos, y ante una audiencia hipnotizada, embelesada por sus “líderes de opinión”.

Me recuerdo que como participante de un Diplomado sobre la Sexualidad Humana llevado a cabo como por la Universidad de Chile, uno de los expositores, un médico paraguayo, claramente conductista, señaló que si a una persona se le vendaba los ojos y se le estimulaba sin saber quién era, este respondería tanto si quién le realizaba el acto era una persona del mismo sexo o del sexo contrario. Discutí con él, que finalmente es el “yo”, la parte consciente de nuestra personalidad, quién decide que, cómo y cuando participará como ser en cualquier experiencia, y que , precisamente, en eso estriba nuestra condición humana, la capacidad de elegir conscientemente.

A través de un viaje por distintas situaciones que vemos a diario en nuestros Mass Media, quise reflejar la gran problemática en que se desenvuelve nuestro quehacer y que nos define como tales. Los discursos van construyendo la realidad del pueblo, de aquel que no tuvo las opciones de desarrollar su espíritu crítico, espero, esta columna comience a despertarnos a todos, basta ya de tanta miseria.

Por Victor Sforzini Sepúlveda

/gap