En las últimas tres semanas las comunas de Puente Alto, San Ramón y Quinta Normal son las que han perdido más “valor social” en la Región Metropolitana, según un estudio realizado por Georesearch, el que combina una serie de factores producto del estallido social, como los saqueos a supermercados e incendios en el Metro.

El sondeo revela que estas localidades vieron afectado (en promedio) cerca del 15% de su bienestar, por factores como perder su capacidad de abastecerse de productos a una corta distancia, problemas para transportarse y disminución en el desarrollo normal del comercio y otros servicios. Estas variables fueron agrupadas bajo un índice de “valor social”, que también incluye las condiciones socioculturales, de salud, medioambiente, vivienda y entorno de las comunas, generando una escala de puntos del 0 al 100 (ver gráfico).En ese sentido, muchas de las personas, que en su momento hicieron un gasto mayor en comprar o arrendar una propiedad cercana a una estación de Metro -ya sea para vivir o tener un negocio- verán recuperada esa plusvalía solo cuando la infraestructura afectada vuelva a la normalidad, según el informe.

Aparte del cierre temporal de algunas estaciones de Metro, según Nicolás Arce, autor del estudio de Georesearch y head de B2B platform, también hay supermercados que probablemente no van a volver a abrir. “Entonces, el desplazamiento que había regularmente va a desaparecer, produciendo un mayor tiempo de traslado, que a la larga significará más gasto en transporte. Además, se verá afectado el valor social que tenía una vivienda antes de estos acontecimientos”, dice Arce.

Así, por ejemplo, en el ítem de capacidad de abastecimiento, que se mide por la oferta cercana de supermercados y formatos similares de un lugar, las comunas más afectadas son Quilicura, La Pintana y Peñaflor. Mientras que Puente Alto y Maipú son las que tienen más supermercados cerrados, con 13 locales en total.

En términos generales, las comunas menos impactadas en su infraestructura son Paine, Buin y Lo Barnechea, que no registran un número significativo de cierres de supermercados y cuyo índice de pérdida de valor social no supera el 0,5%.

El objetivo del estudio, que tomó como último día de muestra este miércoles 6 de noviembre, es ir sacando una imagen de cómo se va recuperando o no el “valor social” y en cuánto tiempo lo hacen los servicios que se perdieron en el contexto de las manifestaciones.

/gap