José Antonio Kast, presidente del Partido Republicano:

“Hay un grado de violencia antisistémica que se tomó la calle y que no responde a ningún tipo de estímulo social. No les importa la nueva Constitución, ni el CAE, ni el ingreso mínimo garantizado. Ellos solo quieren destruir y romperlo todo. Lo disfrutan. Para terminar con eso, hay que pedir apoyo a las Fuerzas Armadas para resguardar la cadena de abastecimiento, financiera y el transporte, para permitir que los Carabineros puedan imponer el orden público en las calles, detener y dejar en la cárcel a los insurgentes. El poder judicial y el Ministerio Público también tienen que dejar de perseguir a Carabineros y permitirles hacer su trabajo. EL Ministro del Interior tiene que dejar de perder tiempo en el Congreso y estar en Santiago, coordinando la acción policial. Solo en la medida en que se restablezca el Estado de Derecho, podemos avanzar en otras materias que también son urgentes”.

/gap